El mundo se prepara para un repunte de los casos y las muertes por coronavirus tras la Navidad, debido al incumplimiento de las restricciones y las nuevas cepas detectadas

 

El mundo se prepara para un repunte de los casos y las muertes por coronavirus tras la Navidad, debido al incumplimiento de las restricciones y las nuevas cepas detectadas, y ya en el Reino Unido se registran cifras récord con cerca de 58 mil contagios en un solo día.

El temor a un empeoramiento de la situación toma cada vez más fuerza: a los malos datos del Reino Unido hay que sumar los 20.1 millones de positivos que contabiliza Estados Unidos, el país del mundo más afectado por COVID-19, y una curva de contagios con un marcado ascenso en África.

Todo esto se refleja en las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que hoy informó de 82.3 millones de casos en el planeta (470 mil nuevos en las últimas horas, 24 mil de ellos en África) y 1,8 millones de muertos, de ellos nueve mil 900 en la última jornada, frente al récord con el que comenzó el año de casi 14 mil decesos.

El Reino Unido encadena cinco jornadas al alza y en las últimas 24 horas ha vuelto a batir el triste de récord de nuevos casos de toda la pandemia, 57 mil 725, hasta rozar los 2.6 millones de contagios y superar las 74 mil 500 muertes (445 en el último día).

Tras ello, además de las navidades, la nueva cepa británica del virus, más contagiosa, con una tasa de reproducción mayor y que hace augurar a los expertos un gran impacto de la propagación del COVID-19 en el Reino Unido en las próximas semanas (ya es el país con la gráfica de casos diarios con mayor alza, según la OMS).

Algunos países presentan cifras a la baja, pero ello puede deberse a que en estos días de fiesta se han realizado menos test. Es el caso de Alemania (12.690 nuevos contagios y 336 muertes en las últimas veinticuatro horas) o de Italia (11.831 casos, la mitad de los notificados el viernes).

 

Con información de EFE

COMPARTE