La suspensión ocurre días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elogiara el tratamiento y la empresa solicitara aprobación de emergencia para su uso

 

La farmacéutica Eli Lilly suspendió los ensayos con su terapia experimental de anticuerpos contra el COVID-19 por temores sobre su seguridad, días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elogiara el tratamiento y la empresa solicitara aprobación de emergencia para su uso.

La suspensión conlleva una pausa en la incorporación de nuevos pacientes a las pruebas para “extremar la precaución“.

Tras regresar a la Casa Blanca, después de cuatro días ingresado en el hospital militar Walter Reed, Trump elogió las terapias de Eli Lilly y Regeneron, que llamó “curas”, pese a que aún no hay pruebas que respalden una declaración de ese tipo.

“Tengo la autorización de emergencia preparada y vamos a tener que firmarla ya. Y vamos a ponernos bien, se van a poner muy rápido”, aseguró Trump la semana pasada.

Una razón similar llevó hace un mes a AstraZeneca a detener una parte de sus ensayos en la recta final de las pruebas clínicas para la obtención de una vacuna en tiempo récord, para lo que cuentan con el apoyo del Gobierno federal estadounidense.

Con información de EFE

COMPARTE