Las autoridades revisarán la situación legal en el país de cada persona, una vez que fueron trasladados a Huixtla.

Fue desarticulada la caravana migrante que salió ayer de Tapachula, en Chiapas. El grupo había logrado avanzar hasta la comunidad Álvaro Obregón.

A las 05:20 horas, un contingente con alrededor de 200 elementos de la Guardia Nacional y otros 30 del Instituto Nacional de Migración (INM) llegaron a la cancha donde los migrantes descansaban.

El personal de seguridad cercó a los migrantes y el personal del INM ofreció un diálogo con ellos. Se les pidió desarticular la caravana, que estaba conformada por 300 personas originarias de Cuba, Venezuela, Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua. A cambio, las autoridades trasladarían a las personas 30 kilómetros más adelante en vehículos oficiales para llegar a la oficina de migración en Huixtla, donde se revisaría la situación legal en el país de cada persona.

Los migrantes se fueron entregando poco a poco y subieron a los vehículos para su traslado. En el operativo no se reportó ningún enfrentamiento. Los extranjeros se habían agrupado en la caravana para pedir sellos de pasaporte y seguir por el país hacia el norte o para solicitar obtener visa por razones humanitarias.

Fuente: Milenio.

COMPARTE