La desesperación se ha apoderado del ambiente, pues familias completas y nutridos grupos buscan el ‘boleto dorado’ para llegar a Estados Unidos o encontrar trabajo en México.

Decenas de migrantes de Haití se aglomeraron a las puertas de la Catedral de Ciudad Juárez, Chihuahua, para ser anotados en un registro que inició la iglesia católica con el propósito de entregarlo a las autoridades mexicanas solicitando que estas personas sean tomadas en cuenta para el asilo humanitario en Estados Unidos.

Eduardo Hayen Quarón, párroco de la catedral, informó que en las últimas semanas el Consejo Estatal de Población (Coespo) ha ayudado a que migrantes centroamericanos crucen a Estados Unidos, pero a los haitianos no los están considerando. Por ello, la iglesia inició el registro.

“Se está haciendo una lista para que se lleve al gobierno, a Migración… ya tiene más de un mes que han llegado haitianos a la ciudad, ahora el problema se ha vuelto bastante agudo”, dijo Hayen después de haber dirigido un mensaje a los migrantes desde la escalinata de la catedral llamando a mantener la calma, luego de que se anunció que sólo podrían registrar a 50 personas.

Hayen señaló que desde hace más de un mes están llegando a la frontera de Juárez decenas de haitianos y hay desesperación entre esta comunidad por la falta de respuesta humanitaria. El viernes, personas de todas las edades, incluso mujeres con bebés o embarazadas, llegaron desde temprano y formaron una fila bajo los intensos rayos del sol con la esperanza de recibir ayuda humanitaria y legal que les permita entrar de forma legal a Estados Unidos u obtener un empleo en Juárez.

Sin embargo, sólo fueron registradas 50 personas. Eso generó enojo y desesperación. Por momentos los haitianos empujaron para tratar de entrar a las oficinas y ser registrados, pero personal administrativo de la iglesia y algunos haitianos –que habían aceptado ayudar en la organización– intervinieron, pidieron calma y cerraron la puerta metálica. Algunos migrantes dijeron que están sufriendo, pues batallan para tener alimento y un techo y las autoridades juarenses no les han ayudado.

“Nosotros quiere (sic) trabajo sino una ayuda para mi destino allá”, dijo un hombre que estaba ayudando en la organización y quien se refería a Estados Unidos. “El gobierno no hace nada para nosotros… nosotros quiere (sic) trabajo, si una ayuda para Estados Unidos también está bien”, expresó una mujer que cargaba a su hija de dos años y quien no alcanzó registro. Actualmente la red de albergues -conformada por unos 25 espacios- está en un 75 por ciento de su capacidad.

En conjunto los albergues tienen espacio para 3 mil 089 personas y este viernes albergaban a 2 mil 281, de acuerdo con datos de la oficina de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) instalada en Ciudad Juárez. Personal de Coespo confirmó que, desde inicios de la semana pasada, de forma conjunta la red de albergues y Customs and Border Protection (CBP), han cruzado a Estados Unidos a personas migrantespara que permanezcan en ese país mientras llevan su solicitud de asilo.

Encargados de albergues también confirmaron que han cruzado grupos grandes, hasta de 40 personas. La OIM dijo que esa instancia no participa en el registro que inició la iglesia católica para personas de la República de Haití, pero sí tienen conocimiento de la presencia de decenas de migrantes provenientes de esta isla en la frontera de Juárez. En la catedral continuará el registro de migrantes haitianos el próximo lunes 23 de mayo.

Fuente: Milenio.

COMPARTE