Hermosillo, Sonora.- A de dos años de declararse en Sonora la medida Quédate en casa, debido a la pandemia por covid, fue indispensable regresar a clases presenciales para el aprendizaje de estudiantes en todos los niveles educativos, coinciden padres de familia de Hermosillo.

Fue el miércoles 16 de marzo del año 2020 cuando se anunció en Sonora la suspensión de clases, el cierre de bares, cines y negocios y se cancelaron reuniones de más de 10 personas. Proyecto Puente realizó un recorrido por diferentes escuelas para conocer la opinión de la comunidad educativa sobre cómo está la situación en el estado.

Óscar Samé Soza, abuelo de dos menores de preescolar y primaria, compartió que particularmente en el ‘kinder’ León Felipe, todo está bajo control, tienen el sistema de prevención instalado, termómetro, gel antibacterial, sana distancia y por esto, los estudiantes asisten seguros.

“Creo que todos se han mantenido igual, con las mismas medidas desde el principio, hasta ahora, todo ha sido igual. Tengo dos nietas, esta es la más pequeña y ella no me da problemas, pero la grande sí se vio afectada, porque las clases online creo que no tenían el peso que realmente deben de tener, no llegaban como tal, y ahora la tenemos en una escuela privada donde se ha visto una gran diferencia”, platicó

Michelle Arvizu, madre de dos niñas quienes cursan primero y segundo año de primaria en el instituto Iris, señaló que el regreso a la escuela todo está bien porque implementan desde el inicio de tomar la temperatura y les solicitan no ir a clases si presentan síntomas.

“Pues para mí sí les ha servido el regresar, pues sí se les ha dificultado todo esta situación en el aprendizaje, sobre todo en las clases en línea, están pues difíciles para ellas, que están chiquitas y no les gustaban. Desde que inició la pandemia no habían tenido clases presenciales, casi 2 años”, indicó.

Osman Miguel Rodríguez, padre de un alumno de segundo año de preescolar en el Colegio Muñoz, comentó que su hijo regresó a clases presenciales en enero y hasta hoy ve buenas medidas de seguridad y prevención de contagios.

“Hay filtros en la entrada, distancia en los salones, en la casa también tenemos un filtro, si hay un síntoma la apuntamos en una bitácora, y cuando se da, pues al niño lo resguardamos esperando a darle atención”, detalló.

Nicole Villa Morales, madre de una universitaria de segundo semestre, mencionó que su hija hasta ahora se incorporó a las clases presenciales y sólo tiene una a la semana, es parte del plan de prevención de contagios.

“Pues mi hija es buena estudiante, entonces no le ha afectado mucho el aspecto de que tome las clases virtuales, pero sí he notado que hay mucha diferencia a cuando va presencial, ella dice que aprende mucho mejor, pero yo veo que lo que le ha afectado bastante, es interactuar con las demás personas, creo que el encierro les ha afectado en ese aspecto”, detalló.

Carlos Islas, padre de una estudiante de segundo semestre del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (Cbtis)132, reconoció que no es igual llevar clases presenciales que en línea, porque no es el mismo aprendizaje y los jóvenes no logran adaptarse por completo a estas nuevas formas de estudio.

“Ayer estuve en una reunión aquí y pues adentro se ve que ahí va, que lo están limpiando, que está más o menos bien, a comparación de cómo estaba cuando recién entraron, sí se ve mucho mejor, pero sí estaba muy sucio, y ya están los árboles podados, ya está limpio y ya va agarrando color”, finalizó.

Aarón Grageda, secretario de Ecuación, sostuvo que lo esencial del regreso a clases presenciales es un protocolo establecido a nivel federal de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en coordinación con la de Salud, así que el margen de jurisdicción de la Secretaría de Educación y Cultura (SEC) en lo local, depende estrictamente de los lineamientos nacionales.

“Estamos nosotros ya haciendo el trabajo necesario para que, consolidándose el semáforo en verde; creemos que vamos a un segmento de consolidación dentro de muy poco, podamos ya tener el protocolo que manda federación para entrar con toda la capacidad de recepción de nuestras alumnas y alumnos. Ello dependen, insisto de una disposición que SEP lleva a cabo en coordinación con la Secretaría de Salud”, reiteró.

Universo Ortiz, subdirector de epidemiología de la Secretaría de Salud en Sonora, explicó que ante los datos recabados hasta la fecha y la diferentes perspectivas sobre el panorama en el estado, en México y en el mundo; se considera que actualmente la reapertura de escuelas es recomendable, e incluso deseable.

“Por todas las implicaciones, en salud mental de los niños niñas y adolescentes que han tenido durante estos dos años al no poder acudir presencialmente a clases. Por otro lado toda la cuestión económica que también conlleva el regreso presencial a clases, ya que el regreso presencial también está relacionado con una incremento en la actividad económica, que también es muy necesaria para muchas familias.

Entonces no solo porque la propia acción de volver a la escuela conlleva una inversión de recursos sino que la propia familia también tiene más oportunidad de tener actividades productivas”, apuntó.

Informó que la Secretaría de Salud está coordinada y trabajando con la SEC, para que el retorno siga de forma progresiva, paulatina, segura, además con con sustento científico y de experiencia en todo el mundo, en cuanto a la implementación de medidas y protocolos que se deben hacer en las escuelas.

Por su parte, Alfonso Durazo, gobernador de Sonora, afirmó que el regreso a clases presenciales es fundamental y depende de disposiciones de carácter federal asociadas a valoraciones de salud.

“Es evidente para todas y para todos, que estamos ya rumbo al cierre de una etapa trágica, no solo para Sonora, para nuestro país, sino para la humanidad. La pandemia es una tragedia de dimensiones históricas; afortunadamente con el programa de vacunación que ya cubre incluso la tercera etapa a la mayoría de la población, tenemos hoy condiciones en el estado que favorecen la toma de una decisión de regreso a clases presenciales, este regreso, sin embargo, debe tener, por razones de salud, un carácter progresivo, de tal manera que no se nos revierta, tiene que ser en paralelo al avance de los programas de vacunación y a la baja de los contagios”, aseguró.

El mandatario estatal cree que hay las condiciones generales para un regreso a clases presenciales, que las autoridades de salud y federales confirmarán en algún momento.

“Aquí yo convoco a los padres de familia, a las y los maestros, a que nos ayuden a facilitar este regreso a clases presenciales. Creo que va a ser muy sano para todas las familias, particularmente para niñas y niños que tengan esta terapia ocupacional que representa las clases presenciales”, culminó.

Fuente: Proyecto Puente.

COMPARTE