Cantinas, centros de baile y bares fueron de los más golpeados con la pandemia y ahora, viven una reactivación con la visita de clientes y apertura de negocios.

En su mayoría es turismo interno, es decir, personas de otros municipios de Sonora son quienes acuden a Hermosillo atraídos por su vida nocturna, sin embargo, con la eliminación de restricciones de aforo en los «antros» y bares de la ciudad, las visitas crecieron.
Dicho auge de centros nocturnos en la capital sonorense va de la mano con la apertura de unos 28 nuevos sitios en zonas estratégicas de la ciudad como el bulevar Hidalgo, el bulevar Kino y el área del Centro Histórico.
Para el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Sonora, Manuel Lira Valenzuela, este incremento representa un 40% más respecto al número de establecimientos que había en 2020.

Hay reactivación
La eliminación de la regulación de horarios y la mayor flexibilidad en cuanto a los aforos, dijo, motivaron la reactivación de las actividades nocturnas en la ciudad y al mismo tiempo, los empleos y la derrama económica.
«Afortunadamente, las condiciones son otras para que estos negocios vayan abriendo y haya más vida nocturna tanto en Hermosillo como en las principales ciudades del estado, como Cajeme, Nogales, San Carlos y Puerto Peñasco», afirmó.
Para los restaurantes y bares, expresó, es importante la actividad nocturna ya que se estima que representa el 50% del total de las ventas; los propietarios de este tipo de negocios tienen en contra a la inflación, que impacta en sus costos.

Señal positiva
A su vez César Duarte Saavedra, presidente de la Asociación Sonorense de Bares y Cantinas, coincidió en que la apertura y la visita de más personas a estos negocios son algo positivo para todas las ciudades del estado, porque fomentan el turismo.
«Fuimos el primer giro que tuvo que cerrar sus puertas y el último giro en abrir sus puertas e incluso, una vez abiertos se mantuvieron muchas restricciones», recordó.
Aun con el cierre prolongado, sostuvo, muchos de los empresarios siguieron con el pago de rentas, salarios e impuestos, hecho que mermó aún más sus ganancias y por el cual, la reactivación del sector es una situación halagüeña.

De fiesta
50% representan las ventas de bares y restaurantes en horario nocturno.
25% lo componen las comidas y el resto, los desayunos.
6 mil personas, se estima, laboran en la cadena productiva del sector.
28 nuevos negocios del giro han abierto en Hermosillo desde 2020.

Fuente: El Imparcial.

COMPARTE