España se prepara para un alivio en las medidas de confinamiento decretadas por el Gobierno cuando la pandemia del coronavirus, que ya ha causado más de 26 mil muertes, está en declive, mientras se mantiene la incertidumbre de cómo superar la crisis económica y social que está causando el COVID-19.

Las cifras oficiales indican que la pandemia está en fase decreciente, con una reducción tanto de nuevos casos como de decesos, y las regiones españolas se preparan para afrontar a partir del próximo lunes una nueva fase, con mayor libertad de movimientos y una reapertura controlada de la actividad económica.

Pero el paro de la economía ha sido tal que todos los sectores reclaman ayudas y demandan un acuerdo de reconstrucción económica y social, pese a las diferencias políticas entre el Gobierno de coalición progresista y la oposición conservadora.

Según los últimos datos oficiales del Ministerio de Sanidad de este jueves, ha habido una disminución de muertes (213) en las últimas 24 horas en España, aunque la cifra total alcanza 26 mil 70, mientras que los casos registrados (con pruebas PCR) se elevan a 221 mil 447.

COMPARTE