El ministro de Asuntos Exteriores del país europeo recordó los encuentros «muy cordiales» que ha tenido en varias instancias con el canciller Marcelo Ebrard.

El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares, aseguró hoy que el gobierno de esa nación no piensa tomar ninguna medida contra México tras las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador respecto a hacer una “pausa” en la relación bilateral y subrayó que los vínculos entre ambos países “son muy buenos”.

Fue la semana pasada cuando López Obrador, durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional, manifestó esas declaraciones ante las relaciones económicas que ocurrieron en sexenios pasados, expresando que haría esa «pausa» durante su mandato.

“Tuve una llamada con el canciller mexicano Marcelo Ebrard, le vi cuando acompañé a su majestad el Rey Felipe en la toma de posesión de la presidenta de Honduras.

Siempre que nos hemos cruzado hemos tenido encuentros muy cordiales y yo creo que estamos todos de acuerdo en transitar por ahí. Por lo tanto, no estamos barajando en estos momentos ninguna otra medida”, afirmó Albares. Insistió en que las palabras de López Obrador fueron “injustificadas” porque “no responden a la realidad de la relación entre dos pueblos hermanos con lazos de todo tipo, que van desde lo cultural y lo lingüístico, hasta lo humano y lo económico.

En estos momentos esas relaciones no están pidiendo una pausa, están pidiendo que los gobiernos acompañemos lo que no deja de ser una aceleración desde hace por lo menos 15 o 20 años”. En cualquier caso, el responsable de la política internacional de España sostuvo que se remitía al comunicado publicado por el Ministerio de Exteriores el pasado jueves.

En ese día, el gobierno de Pedro Sánchez manifestó que “rechaza tajantemente las descalificaciones” realizadas por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, contra esa nación europea y las empresas originarias en ese país. El breve comunicado, de poco más de tres párrafos, recalcó que España y México son socios estratégicos, y por ello están unidos por “profundos lazos humanos, culturales, históricos, lingüísticos y económicos”.

Además, se destaca que más de 175 mil españoles viven en México y cerca de 30 mil compatriotas residen en el país europeo. Eso sí, Albares insistió, como dijo el comunicado, en que “el gobierno de España va a defender a sus ciudadanos, a sus empresas, y el buen nombre de España, ante cualquiera y ante cualquier situación.

Pero las relaciones son buenas y queremos que sigan transitando”. Albares recordó que España es el segundo inversor en México y cuenta con 7 mil empresas en territorio nacional, agregando que la inversión española se eleva por encima de 70 mil millones de euros y la mexicana en ese país supera los 25 mil millones.

Además, hizo hincapié en que España trabajará siempre por mantener las mejores relaciones con México y reforzar los lazos con el pueblo hermano, una relación basada desde el respeto.

Fuente: Milenio.

COMPARTE