El vicepresidente segundo de la SIP y miembro de la Alianza de Medios Mx estuvo presente en la ceremonia del perdón a familia de Alfredo Jiménez

El caso de la desaparición del periodista Alfredo Jiménez Mota, hace más de 16 años, fue una señal de que el crimen organizado desbordó a la sociedad y al Estado, lo que llevó a diferentes organismos a buscar justicia y seguridad para el gremio periodístico, afirmó Roberto Rock Lechón.

El vicepresidente segundo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y miembro de la Alianza de Medios Mx, mencionó que durante el 2009 se llevó el caso de Jiménez Mota ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el cual fue secundado en 2018 por la organización Robert F. Kennedy de derechos humanos.

De tal forma, se resolvió pedirle al Estado Mexicano asumir la responsabilidad por la falla en la impartición de justicia en el caso de Jiménez Mota, concretado este miércoles en un evento sin precedentes donde las autoridades mexicanas solicitaron el perdón y firmaron un acuerdo para remediar los daños.

“Esta responsabilidad el Estado la asume mediante varias vías, ofrece una declaración de solicitud de perdón, hace una compensación a la familia, ofrece un homenaje al periodista, propone que una calle sea nombrada como él y debe ofrecer un compromiso de no repetición, perfeccionar el trabajo de jueces, modificar leyes y reactivar investigaciones sobre la desaparición”, comentó el también director de La Silla Rota.

Asimismo, Roberto Rock aseguró que esto no sustituye la búsqueda de justicia y que se esclarezca el paradero, pues debe entenderse que la brutalidad de la desaparición conlleva un agravio mayor para los familiares de las víctimas.

“El caso de desaparición de Jiménez Mota es la señal de que el crimen organizado desbordó a la sociedad y al Estado, es un punto de quiebre y eso alarmó mucho a la SIP y desencadenó lo que vino después, pensamos que este puede ser un buen momento para que las cosas empiecen a mejorar”, puntualizó.

Este miércoles se realizó el acto en el que el Gobierno de México ofreció disculpas a los padres de Alfredo Jiménez Mota, en el municipio de Empalme. Asistieron medios de comunicación, así como el gobernador de Sonora, Alfonso Durazo.

Fuente: El sol de Hermosillo.

COMPARTE