¿ESTRESADO? 7 ACTIVIDADES SENCILLAS Y GRATUITAS PARA CUIDARTE QUE PUEDES HACER AHORA MISMO

La inquietante situación política que vive el país no ayuda a relajarse, precisamente, y quizá explique, al menos en parte, por qué los estadounidenses cada vez están más estresados. Las actividades de autocuidado que presentamos aquí abajo pueden ayudarte a combatir la ansiedad sin gastarte un centavo.

 

El estrés también afecta a la memoria y a la capacidad cognitiva, según las últimas investigaciones, que incorporan nuevos frentes a la ya numerosa lista de problemas como enfermedades del corazón, malestar estomacal, insomnio u obesidad, entre otras cosas.

Puedes incluso quedarte sin dientes por estrés, como le pasó a Demi Moore, que reconoció el año pasado que perdió los dos frontales por esta razón. “Me gustaría explicar que me lo hice cayendo de un monopatín, pero no es así”, dijo la actriz. Como recordó Moore, el estrés es una de las principales causas de mortalidad en Estados Unidos: un 25% de los estadounidenses ha sufrido en el año anterior ansiedad elevada, según un trabajo publicado por la Harvard School of Public Health en 2015.

Los datos más recientes indican que aproximadamente el 18% de la población tiene algún problema relacionado con la ansiedad. La seguridad (o falta de ella), la salud y las finanzas son las principales fuentes de ansiedad, de acuerdo con esta fuente. Los latinos, por su parte, pueden añadir a la lista de desencadenantes las amenazas contra los inmigrantes, que se recrudecen día tras día.

El ejercicio, la alimentación o el sueño son factores cruciales para mantener la salud mental. Pero a los hábitos saludables se pueden sumar gestos sencillos de autocuidado como los de más abajo. La falta de tiempo no sirve como excusa: muchas de estas propuestas solo llevan unos pocos minutos, y no cuestan dinero.

 

 

1.- El humor como refugio; No te tomes la vida tan en serio: no saldrás vivo de ella

Como señala el célebre dicho, afortunado quien se ríe de sí mismo, ya que nunca le faltará motivo de diversión. El humor es un signo de inteligencia que demuestra una perspectiva ligera y clara de la realidad. La risa genuina tiene numerosos beneficios: baja la tensión arterial y la tasa cardíaca; nos oxigenamos mejor; tiene un efecto analgésico y activador del placer simultáneamente (producto de la acción de las endorfinas). Después de la risa tendemos a experimentar pensamientos y emociones positivas. La risa genera un estado relajado pero a la vez activo, por eso resulta ideal antes de enfrentarnos a situaciones estresantes, como una entrevista de trabajo.

“No se tome la vida tan en serio, no saldrá vivo de ella”, decía Oscar Wilde. Tomarse las cosas con humor es ver el mundo con filosofía, y al fin al cabo, lo contrario de andar estresados.

 

2.- Sal fuera; Más caminar descalzos y menos Netflix

El contacto con la naturaleza mejora la salud mental y física, la cognición, la habilidad para aprender e incluso fomenta la productividad. Un contrapunto, que además es gratis, al exceso de tecnología que nos rodea.
Nuestras experiencias tienden a ser más virtuales que reales en la actualidad, con el abuso generalizado de la tecnología, y eso tiene consecuencias negativas para la salud, como el incremento del estrés. Lo que recomiendan los expertos, en esencia, es muy simple: nos conviene caminar más descalzos en la tierra y consumir menos Netflix. Por otra parte, el contacto con la naturaleza ayuda a reducir nuestra tendencia a rumiar las cosas, ese estado mental en el que no paramos de pensar en todo lo que puede ir mal, como un disco rayado. Salir a la naturaleza es una forma fácil y casi inmediata de mejorar el estado de ánimo.

 

3.- Estírate; Estirar el cuerpo para relajar la mente

Cuando estás experimentando estrés, es probable que tus músculos estén tensos, en particular el cuello y los hombros. Tomar unos minutos para estirar el cuerpo te permitirá sentirte más ligero, respirar mejor y, sobre todo, conectar con el cuerpo. La mente se estresa y viaja en todas direcciones, rememorando el pasado o escapándose hacia el futuro, pero el cuerpo solo conoce el presente. El cuerpo, como se suele decir, nunca nos engaña. Por esta razón, participar en una actividad como yoga no solo te ayudará a incrementar tu flexibilidad y mejorar la postura, también puede ayudarte a calmar la mente. Si no puedes permitírtelo, al menos dedica unos minutos cada día a hacer algún estiramiento sencillo.

El solo hecho de tumbarse en el suelo ya produce un cambio en el estado de ánimo.Puedes comenzar por llevar las rodillas hacia el pecho y balancearte hacia un lado y otro, masajeando suavemente las lumbares. Si dispones de una pared libre a tu alcance, acerca la esterilla o la manta y coloca las piernas sobre la pared. Esta postura reduce la tensión muscular y contribuye a restaurar el equilibrio del cuerpo.

 

4.- Respira; Para recordar que el estrés es un estado de ignorancia.

¿Olvidarse de la respiración? Pues sí. Cuando nos estresamos, la respiración se vuelve más entrecortada y superficial. Respiramos menos, por así decir. La respiración es un reflejo de nuestro estado mental, y viceversa. Podemos utilizar la respiración a nuestro favor a lo largo del día –realizando unas cuantas respiraciones profundas cada hora, por ejemplo– para transformar los estados mentales de agitación y aportar una pizca de calma a las actividades cotidianas. La escritora y practicante Zen Natalie Goldberg lo expresa muy bien: “El estrés es básicamente una desconexión con la tierra, un olvidarse de la respiración. Estrés es un estado de ignorancia. Se cree que todo es una emergencia. Pero nada es tan importante”.

 

5.- Elige una actividad y complétala; Aunque sea limpiar el suelo

Con frecuencia pasamos por alto todas esas pequeñas acciones que realizamos en el día a día, porque estamos demasiado centrados en las grandes cosas (esos problemas que nos roban el sueño). Elegir algo “pequeño”, aunque sea fregar el suelo, y asegurarnos de que lo hacemos a conciencia, con atención plena, nos ayudará a centrarnos en el momento presente y acabar con la agitación mental. Una mente calmada y estable reacciona de forma muy diferente a otra agitada. Mindfulness o conciencia plena, la capacidad de prestar atención al momento presente de forma deliberada y sin juzgar, cada vez goza de más difusión y prestigio en todo el mundo gracias a las evidencias científicas que muestran sus beneficios.

 

6.- Escribe una carta; Si es a mano, todavía mejor.

Escribir una pequeña nota de agradecimiento a algún amigo o familiar, o incluso a ti mismo, te ayudará a tomar distancia, cambiar el foco hacia algo positivo y frenar la rumiación mental. No es necesario que la nota o carta contenga grandes declaraciones. Algo sencillo también servirá para inclinar la mente hacia un espacio que no tenga que ver con tus preocupaciones más inmediatas, esas que te estresan en el momento actual. Hazlo a mano (si quieres) para dar a la carta un toque más personal.

Esto puede ser especialmente beneficioso si en tu vida diaria pasas mucho tiempo en la computadora. Si se te da bien o te apetece probar algo más artístico, incluye un pequeño dibujo.Otra posibilidad es anotar antes de acostarte tres cosas agradables que ocurrieron a lo largo del día. Este es uno de los ejercicios favoritos de la psicología positiva, que indica que, con la cantidad de impresiones sensoriales que recibimos a lo largo de la jornada, es posible que eso que se experimentó por la mañana haya quedado olvidado por la tarde. Lo que pretende el ejercicio es prestar atención a los pequeños detalles, y no dejar que las cosas buenas de la vida –a menudo muy sencillas– pasen inadvertidas.

 

7.- Escucha música; La fórmula casi instantánea para cambiar el estado de ánimo

Uno de los remedios más eficaces para transformar un estado de ánimo negativo y reducir el estrés es escuchar música. La música clásica es relajante justo antes de irse a dormir, pero uno puede inspirarse y cargar las pilas con más ritmo. Por ejemplo, el vídeo creado por los músicos Nimo Patel y Daniel Nahmod, que reunieron a docenas de voluntarios de todo el mundo para crear una melodía inspirada en la gratitud.

 

 

 

Fuente: UnivisionNoticias.

COMPARTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here