Aproximadamente 50 elementos de la corporación se han visto afectados por el retraso de su nómina.

Al menos dos quincenas se les adeuda a los elementos de la Policía Municipal de San Ignacio Río Muerto, siendo el atraso en el pago de su salario un problema constante durante la actual administración.

Claudia Islas, representante de los policías afectados, señaló que son cerca de los 50 miembros de la corporación quienes se han visto afectados.

«Queremos que se nos paguen las quincenas, independientemente de a quiénes se les pagó una y nos dejaron a lo último a nosotros, queremos el beneficio para todos».

Además, expuso que durante los últimos tres años no se les ha incrementado el sueldo, al contrario, les han reducido el pago de prestaciones, como lo es la prima vacacional.

Ante esta situación, alrededor de 10 agentes se manifestaron en el vecino municipio, fuera de su turno para no dejar de lado su labor.

FUENTE: DIARIO DEL YAQUI.

COMPARTE