Hermosillo.- El costo por inseguridad y retraso en el flujo de circulación que representa para los transportistas de carga pesada el bloqueo carretero que mantienen miembros de la etnia yaqui en el tramo Vícam-Ciudad Obregón, ha mermado la productividad y garantía de bienestar para los choferes, indicó Iván García Gómez.

El delegado estatal de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram) dijo que han solicitado tanto a las autoridades del gobierno estatal como federal, que frenen las acciones de cobro por los yaquis y los actos de violencia contra conductores de camiones y automovilistas en general, dado que, por cada viaje deben pagar 150 pesos, los cuales no se pueden comprobar ante Hacienda.

“Nosotros vemos que la autoridad no actúa y platicamos con la autoridad y nos dicen que están esperando instrucciones, pero también es un dolor de cabeza para nosotros, o hasta que se bloquee por completo y empiece la escasez de mercancía en algunos lugares es cómo van a actuar”.

Lamentó los hechos del pasado domingo en los que un conductor de camión de mudanza resultó lesionado tras recibir golpes de supuestos yaquis en el retén de Loma de Guamúchil y varios impactos de arma de fuego contra su vehículo de carga.

Además del riesgo a la integridad física de los choferes, comentó, el bloqueo yaqui también afecta el flujo de los camiones y retrasa la entrega de mercancía a distintos rubros productivos en el estado de todos los giros empresariales.

Fuente: Uniradio.

COMPARTE