Estados Unidos anunció las directrices que marcarán su apertura de fronteras aéreas a viajeros vacunados contra COVID-19 a partir del próximo 8 de noviembre.

Estados Unidos anunció este lunes las directrices que marcarán su apertura de fronteras aéreas a los viajeros vacunados contra COVID-19 a partir del próximo 8 de noviembre, y confirmó que hará excepciones para los niños y los nacionales de 50 países con acceso insuficiente a vacunas.

El Gobierno aclaró, además, que los viajeros extranjeros que estén vacunados con la pauta completa y quieran volar a Estados Unidos tendrán que haberse sometido a un test de COVID-19 en los tres días anteriores al viaje, y mostrar el resultado al embarcar, junto a su prueba de vacunación.

Los ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes que no estén vacunados deberán presentar un resultado negativo de un test de COVID-19 que tendrá que haberse administrado un día antes del viaje, es decir, que tendrán menos flexibilidad que los vacunados para hacerse esa prueba.

Fuente: EFE.

COMPARTE