Expertos del sector salud en EE.UU. señalaron que mejores cubrebocas frenan las variantes más transmisibles del COVID-19

 

El descubrimiento de nuevas variantes de COVID-19 altamente transmisibles en Estados Unidos han llevado a que expertos en salud pública llamen a reforzar las medidas en el uso de cubrebocas, protección básica durante la pandemia.

Según las fuentes médicas consultadas por The Washington Post, el mejor cambio puede ser colocar un segundo cubrebocas sobre el que ya usa, o mejor aún, ponerse un cubrebocas de tela encima de uno quirúrgico.

En Estados Unidos, hay expertos que dicen  que ya es momento de comprar máscaras KN95 o N95 de la más alta calidad, a pesar de que funcionarios en un principio habían sugerido que estos suministros fueran especialmente dirigidos para trabajadores de la salud.

En países como Singapur y Corea del Sur hay cubrebocas de alta calidad producidos en masa para enviar directamente a sus habitantes.

En recientes semanas, países europeos han comenzado a exigir cubrebocas de grado médico en entornos públicos ante los brotes de la cepa británica del SARS-CoV-2.

“La existencia de virus más transmisibles enfatiza la importancia de que mejoremos nuestro juego y no hagamos más de lo mismo, sino algo mejor”, dijo Tom Frieden, exdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Frieden exhortó a que las personas usen cubrebocas de mayor calidad.

Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, promocionó el uso del doble cubrebocas durante una aparición el lunes en el programa “Today” y dijo que dos cubrebocas es de sentido común y probablemente sería más efectivo.

Linsey Marr, profesora de ingeniería de Virginia Tech, también apoya la idea y asegura que se puede obtener la mejor protección si se usa una mascarilla de tela ajustada sobre un cubrebocas quirúrgico.

“Los cubrebocas de tela estándar pueden tener una efectividad de alrededor del 50 por ciento en términos de protección, eso era lo suficientemente bueno antes cuando se combinaba con el distanciamiento y el intento de evitar estar en espacios interiores abarrotados”, dijo.

Con información de The Washington Post

COMPARTE