Para México, el FMI pronostica un crecimiento del 2.1 por ciento, con un recorte de 0.4 puntos porcentuales con respecto a octubre

 

Las disputas comerciales, el Brexit y otras incertidumbres amenazan con lastrar el crecimiento mundial, advirtió este lunes desde el Foro de Davos el Fondo Monetario Internacional (FMI), que pronostica una desaceleración mayor que la prevista, con un recorte de las perspectivas para América Latina.

En su actualización del informe “Perspectivas de la economía mundial” (WEO por su sigla en inglés), el FMI fue aún más pesimista que en sus proyecciones hechas en octubre, destacando que hay riesgos en el panorama.

La entidad proyecta un crecimiento del 3.5 por ciento para la economía mundial este año, 0.2 puntos porcentuales por debajo de su estimación de octubre, en la que también había recortado sus pronósticos previos.

Asimismo, prevé un crecimiento mundial del 3.6 por ciento en 2020, lo que supone un recorte de 0.1 puntos porcentuales respecto al pronóstico de octubre.


Para América Latina, la organización recortó sus previsiones para este año y el próximo en 0.2 puntos porcentuales por debajo de lo previsto en octubre, a un nivel de 2.0 por ciento en 2019 y 2.5 por ciento en 2020.

Esta revisión a la baja del crecimiento en América Latina se debe a un recorte de las perspectivas del crecimiento para México en 2019 y 2020, atribuidas a una caída de la inversión privada, y al hecho de que la contracción en Venezuela va a ser peor de lo que se anticipaba.

Para México, el FMI pronostica un crecimiento del 2.1 por ciento, con un recorte de 0.4 puntos porcentuales con respecto a octubre.

En cambio, el informe destaca que, en el caso de Brasil, el país está en la senda de la recuperación después de la recesión que lastró su economía en 2015 y 2016, con un crecimiento revisado al alza de 0.1 puntos porcentuales hasta el 2.5 por ciento en 2019.

Para Argentina, sin embargo, la tormenta no ha terminado y la recesión se prolongará en 2019, como estaba previsto, a medida que el país aplica las reformas acordadas con el FMI, pero la economía lograría atisbar brotes verdes en 2020.

Con información de AFP

COMPARTE