Aquí te tenemos tres alternativas, de lo más simple a lo más elaborado, para dar una sorpresa diferente este año.

La Navidad es, entre muchas cosas, una época para dar y recibir amor entre amigos y familia; la Navidad es también, por sobre todas las cosas, una época para dar regalos, regalos y más regalos.

Aunque muchas personas cercanas a ti ya ven venir un detalle navideño de tu parte, todavía existen formas de sorprenderlos, ya sea dándoles algo que no se esperan o, aún mejor, dándoles exactamente eso que tanto quieren envuelto de una forma tan creativa que pueda parecer hasta sospechosa.

Para ayudarte con sus preparativos navideños, estas son algunas de envolver regalos para traer de vuelta un poco de esa emoción de esperar junto al árbol sin tener idea de lo que pueda surgir.

Olvida el papel
El papel de regalo es una industria multimillonaria que cada año tiene un importante resurgimiento por las épocas navideñas, estarán bien si esta vez recurres a un material alternativo que, de paso, dé más personalidad a tu obsequio.

Para este año nuestra envoltura alternativa favorita es la tela. Un retazo de buen tamaño atado por los extremos puede ser más que suficiente para que tu regalo destaque entre los demás, además que si se trata de una buena tela el nuevo pañuelo se puede volver un regalo en sí mismo.

En la misma línea, prendas como una camisa pueden ser una forma personal de envolver un regalo junto a un recuerdo de tu persona.

La caja dentro de otra caja
Si tu regalo es lo suficientemente pequeño para caber en una cajita ¿por qué no añadirle el factor humor y poner esa caja dentro de otra caja? Y claro, entre más cajas añadas después el efecto se incrementa más y más.

Con esta idea puedes amplificar la emoción de abrir un regalo varias veces, aunque también podrías llevarte un trozo de carbón el próximo año si aún no hay regalo después de la quinta caja.

El moño de dulces
Una buena opción para dar un toque de última hora es incorporar el dulce favorito del destinatario al regalo, una cinta basta para convertir una bolsa de m&m’s en un moño, de los cuales puedes poner cuantos quieras para ayudar con la larga espera hasta el 25 de diciembre.

 

FUENTE: EL SOL DE HERMOSILLO.

COMPARTE