Tras haber estado hospitalizada casi un mes en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), la joven guaymense Giovana Inzunza está de regreso con su familia, pues fue dada de alta el pasado 20 de diciembre, después de que fue sometida a tres cirugías para reconstruir una de sus piernas.

Giovana de tan solo 18 años de edad, resultó herida en un ataque armado ocurrido el pasado jueves 25 de noviembre en Guaymas, Sonora, mientras se manifestaba de manera pacífica con el grupo “Feministas del Mar” a las afueras del Palacio Municipal, posteriormente comenzaron las detonaciones y murió la activista Marisol Cuadras, integrante del grupo y la joven quedó gravemente herida de su pierna.

A través de redes sociales Danne Hernández, madre de la afectada hizo una publicación de agradecimiento a los médicos, asimismo a aquellas personas que estuvieron al pendiente de la salud de su hija.

Fue una cirugía reconstructiva, en la que se hizo injerto de músculo de la pierna que estaba en buen estado. La bala afectó tendones y ligamentos, además le causó la pérdida de piel.

Las integrantes del colectivo informaron sobre la salud de la joven, así como también pidieron apoyo para solventar los gastos médicos y apoyar a su familia.

Ahora Giovana se encuentra en casa y en redes sociales ha compartido algunas fotos y videos de las personas que la visitan.

 

FUENTE: EL SOL DE HERMOSILLO.

 

 

COMPARTE