Autoridades del Gobierno federal serán las responsables de investigar el asesinato de un oso negro en el municipio de Cumpas, dijo Carolina Araiza Sánchez.

Esto luego de que se diera a conocer a través de un video de redes sociales, la aparición de un oso corriendo en las calles del municipio, el cual posteriormente aparecería muerto sin conocer al momento la causa.

La vocera de la organización ‘Pata de Perro’, indicó que al tratarse de una especie protegida ante el riesgo de extinción, las autoridades federales iniciaron el proceso de investigación para el deslinde de responsabilidades

“Tanto Profepa como el ministerio público en aquella región del estado están haciendo las averiguaciones para determinar qué fue lo que sucedió y dar con los responsables, ya que hablamos de una especie protegida y se trata de un delito grave que corresponde al fuero federal, por lo que se espera que la carpeta de investigación sea derivada a la Fiscalía General de la República”, dijo.

Explicó que debido a la naturaleza de este delito, se puede alcanzar una pena máxima de hasta nueve años en prisión, así como una sanción económica cuyo monto es determinado por las autoridades.

Además, está pendiente la determinación de posibles agravantes, como puede ser la utilización de armas de fuego, lo que podría ser una causa para aplicar un castigo todavía mayor.

DEBIÓ REPORTARSE A PROTECCIÓN CIVIL
Araiza Sánchez explicó el procedimiento que debió seguirse para el adecuado manejo de la situación y haber evitado su deceso.

“Se da aviso a protección civil de la localidad y allá tienen brigadas que atienden este tipo de casos, pero se tiene que dar aviso para que hagan las gestiones conducentes y se dé el manejo de la especie sin llegar a estos extremos”, explicó.

Una vez puesto en control, precisó que el animal debe ser regresado de manera inmediata a su hábitat.

Fuente: Expreso.

COMPARTE