HERMOSILLO, SON.– Pese a que la industria automotriz nacional restablezca su producción para mediados del 2022, la regularización en la entrega de productos de algunas armadoras se daría hasta 2023.

Así lo compartió Arturo Fernández, vicepresidente de la Comisión de Competitividad de Coparmex Nacional, en entrevista con Lorenza Sigala para Expreso 24/7, edición matutina.

“Aunque la producción (de vehículos) se regularice, eso no significa que los inventarios y las ventas que están desfasadas también lo hagan. En estos momentos se están acumulando listas de espera y cada vez los tiempos se prolongan más. Algunas armadoras hablan de 6 meses. Y los (pedidos) que entren el próximo mes se irán acumulando. Eso nos podría arrojar hasta el 2023 la regularización de las entregas”, expresó.

Sobre el impacto económico que tendría este desfase, Fernández agregó que podemos ver sus efectos en la inflación del país, la cual afecta no sólo a la industria de automóviles, sino también a otro tipo de empresas. Como consecuencias prevalecerían la disminución en la producción y el recorte de personal.

“Estamos viendo un incremento de precios que no se había visto en 20 años. Del 2000 para acá abandonamos las inflaciones de doble dígito, hace mucho que no vemos altas inflaciones. Pero ahora se están empezando a disparar y, mientras exista este desfase entre la producción y el consumo, vamos a seguir viendo presión inflacionaria, es decir, presión en los precios”, apuntó.

 

 

FUENTE: EXPRESO.

COMPARTE