Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, viajó a Taiwán -acción que el Gobierno de China calificó como ‘temeraria y provocadora’.

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, viajó a Taiwán -acción que el Gobierno de China calificó como «temeraria y provocadora».

Con esto se abre la pregunta: ¿habrá guerra entre China y EU? Aquí te damos cinco claves para entender el motivo por el que la visita de Pelosi irritó a la administración china.

Primero, se debe tomar en consideración que China reconoce a Taiwán como parte de su territorio, por lo que rechaza que se denomine como República o Estado independiente.

Ubicación de Taiwán
Está separada por un estrecho con el mismo nombre de la nación insular. La razón por la que Beijing reclama la soberanía de Taiwán se respalda por el hecho de que la isla se sitúa al borde de la plataforma continental de China.

De esta forma, el país de Asia oriental busca la reunificación con la isla, al mismo tiempo que no descarta el uso de la fuerza, de ser necesario. v

Las ‘dos chinas’
En términos geopolíticos existe China  y China continental, esta última es todo aquel territorio donde la República Popular China (RPC) tiene una soberanía efectiva y no incluye las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao, antiguas colonias europeas, ni a Taiwán.

Desde 1949 China y Taiwán han estado separadas tras la conclusión de la guerra civil que resultó en una victoria comunista.

Es así que la República de China (RDC) es un Estado con reconocimiento limitado situado en Asia Oriental. Es presidida por Tsai Ing-wen desde 2016.

Relaciones con otros países
En ese sentido, Beijing considera que solo hay una China; aunado a esto, la nación presiona a quebrar los lazos diplomáticos con la isla.

Actualmente sólo 14 países mantienen relaciones oficiales con Taiwán; Estados Unidos mantiene vínculos no oficiales. «China también presiona a empresas de todo el mundo para que consideren Taiwán como parte de China», retoma DW.

En 1979, Washington revocó sus lazos diplomáticos con el Gobierno de Taipéi -capital de Taiwán- para establecer relaciones formales con China continental. Sin embargo, Estados Unidos es el principal suministrador de armas para la isla, situación que se profundizó durante la gestión de Donald Trump.

No es la primera visita de EU a Taiwán
La internacionalista Brenda Estefan refirió que esta no es la primera vez que un presidente de la Cámara de Representantes viaja a Taiwán, el último viaje se realizó hace 25 años.

«La última vez fue un republicano, Newt Gingrich, hace 25 años. Pero en ese momento, China no era tan poderosa ni militar ni económicamente», aclaró la analista.

Asimismo, Pelosi cuenta con una larga data con el movimiento democrático chino en el exilio. Fue en 1991 cuando la republicana exhibió un cartel a favor de la democracia en la plaza de Tiananmen en Beijing, recuerda Estefan.

Las advertencias de China: ¿Habrá guerra?
La visita de Pelosi, señala Brenda Estefan, se vislumbra como una acción inoportuna para China debido a que se llevará el vigésimo Congreso del Partido Comunista Chino a través del que se deberá confirmar un tercer mandato de cinco años para Xi Jinping, presidente de la RPC.

Además, China ha expresado su inconformidad con la probable -que ahora es un hecho- visita de Pelosi.

«Si Estados Unidos insiste en seguir su propio camino, China tomará medidas firmes y poderosas para salvaguardar la soberanía nacional y la integridad territorial, y sería responsable de todas las consecuencias graves», dijo un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino.

Pelosi desafía a China
Al aterrizar en Taiwán, Pelosi sostuvo que con su visita honra su compromiso con la democracia, además, reafirman que las libertades de Taiwán, y de todas las democracias, deben respetarse.

«Nuestras discusiones con los líderes de Taiwán reafirman nuestro apoyo a nuestro socio y promueven nuestros intereses compartidos, incluido el avance de una región del Indo-Pacífico libre y abierta.» escribió en su cuenta de Twitter.
Según el portal especializado en seguimiento de vuelos Flightradar24, el avión de Nancy Pelosi salió con dirección a Taiwán tras despegar desde Kuala Lumpur, la capital de Malasia.

Fuente: Radio Fórmula.

 

 

COMPARTE