HALLAN UN LUGAR PARA VIVIR EN LAS CALLES DE CAJEME

Además de buscar alimento y tratar de sobrevivir, recolecta cartón, papel periódico y otros productos que lo ayudan a mantenerse caliente al momento de dormir, dijo Carlos López, de 56 años de edad, uno de tantos indigentes que hay en Cajeme.

Al igual que a él, es fácil ver en la ciudad a un gran número de personas en situación de calle, pero hasta el momento, ninguna autoridad de gobierno, ni agrupación, tiene un padrón de ellos.

Son tres puntos: Callejones del Centro, instalaciones del antiguo ferrocarril o CUM y las afueras del Hospital General, donde se concentran principalmente las personas en situación de calle.

Aunque no existe un censo de indigentes como tal, a simple vista se puede apreciar que en su mayoría son hombres de edad madura y sólo unas pocas mujeres que no tienen hogar y que deambulan en calles, avenidas y espacios públicos.

“Charly”, como es conocido, platicó que no tiene un punto fijo para dormir, sino que donde lo alcanza la noche busca un sitio que lo proteja lo más posible del frío para acomodarse.
Vaga sin rumbo fijo y a diario recorre las calles de la ciudad en diferentes rutas pepenando en la basura de las casas y los negocios algo que le pueda servir, ya sea para utilizarlo, comerlo o venderlo y obtener algunos pesos.

“Tengo años en esta situación, así me tocó vivir, ni modo, se batalla más cuando hace mucho calor o mucho frío, pero a todo se ‘amaña’ uno”, resaltó.

COMPARTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here