Hermosillo.- La falta de oportunidades laborales para personas con síndrome de Down, es uno de los obstáculos que ha encontrado Alejandro Guajardo Amaya, de 36 años de edad.

Alejandro es una de las 2 mil 500 personas con este síndrome que residen en Sonora, 900 de ellos, se encuentran en Hermosillo, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

María Griselda Amaya Encinas, madre de Alejandro, dijo que su hijo conmemora este lunes el Día Mundial de las Personas con Síndrome de Down con un llamado a los empresarios a que lo contraten.

Aunque Alejandro es de pocas palabras, la madre de familia dijo que su hijo tiene mucha actitud para salir adelante y valerse por sí mismo.

“A él le gusta mucho trabajar, pero, pues, ahorita no tiene trabajo y hay muchas empresas que no aceptan todavía a personas con discapacidad, que es lo que me gustaría a mí que los aceptaran, que piensen que ellos son personas igual que cualquiera, con muchas ganas de trabajar, con mucha visión”, platicó.

María Griselda contó que está muy agradecida con Dios por bendecirla con un hijo con síndrome de Down ya que son personas muy amorosas y ven la vida con una perspectiva llena de cariño, respeto y sin maldad.

“Darles seguridad de que ellos sí pueden, de que ellos sí pueden hacer las cosas y que los traten bien, eso es lo que es muy importante, darles seguridad a ellos, darles cariño, no regañándolos, no gritándoles, no tratándolos mal, porque ya cuando una persona no tiene paciencia y los trata mal no van a poder aprender bien como se debe de aprender”, dijo.

Alejandro sabe sumar, multiplicar y dividir, así como los quehaceres del hogar y cocinar, por lo que le gustaría ser contratado por alguna empresa que se interese en sus habilidades.

Fuente: Uniradio.

COMPARTE