Pese a que no son muy comunes las denuncias directas de hombres que sufren violencia intrafamiliar, cada vez son más los casos identificados en la ciudad.

En entrevista con Karina Barraza para el noticiero En Contacto, el director de Salud Mental y Adicciones en Sonora, Juan Manuel Tong Payán, informó que generalmente los hombres que son violentados son personas inseguras y con baja autoestima, que la mayoría de las veces deciden someterse ante la situación por miedo a las burlas sociales, esto, sin darse cuenta del problema que están viviendo en su núcleo familiar, el cual, generalmente es inestable.

“Cuando (el varón) llega a pedir ayuda de primera mano no te va a decir que el problema lo tiene en su casa con su esposa o pareja, él se va a quejar del problema que ya le está causando: insomnio, ansiedad, depresión, y es a través de la consulta que poco a poco nos damos cuenta que el origen de su problema es la violencia intrafamiliar y que los síntomas son la cuestión secundaria de este problema”, comentó.

Hasta mayo del año pasado, en promedio en Hermosillo, la línea de emergencia 911 recibía 350 llamadas al mes por violencia contra los hombres.

 

Fuente: uniradionoticias.

COMPARTE