Hong Kong admitió que se trata de una “decisión dura” pero que todos los esfuerzos y recursos deben dirigirse a controlar la pandemia

Hong Kong pospuso hasta el próximo 8 de mayo las elecciones a la jefatura del Ejecutivo previstas para el 27 de marzo debido a la grave situación sanitaria que atraviesa la excolonia británica, en pleno combate contra una quinta ola de contagios de COVID-19 causada por la variante ómicron.

La actual jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, anunció la decisión en una conferencia de prensa en la que admitió que se trata de una “decisión dura” pero consideró que todos los esfuerzos y recursos deben dirigirse a controlar la pandemia.

Es la primera vez que en Hong Kong se retrasan unas elecciones de este tipo, para lo cual Lam -quien aún no ha dicho si concurrirá a los comicios para un segundo mandato- aplicó la Ordenanza de Regulaciones de Emergencia.

“No podemos permitirnos ninguna distracción y no podemos permitirnos cometer errores”, dijo la jefa del Ejecutivo hongkonés, quien estimó que estabilizar y reducir la actual tasa de contagios llevará al menos dos meses.

Lam opinó que es imposible que en las actuales circunstancias los candidatos puedan desarrollar su campaña con normalidad y agregó que en el retraso de seis semanas se han tenido en cuenta el tiempo aproximado para controlar el rebrote y el periodo de dos semanas para nominación de candidaturas que establece la ley, así como un “margen suficiente” para que el ganador forme gabinete.

En 2020 la pandemia también obligó a las autoridades del centro financiero asiático a posponer un año las elecciones legislativas, que debían celebrarse en septiembre de ese año y finalmente tuvieron lugar en diciembre de 2021.

Aquella decisión tampoco tenía precedentes desde 1985, año de las primeras elecciones al Consejo Legislativo de Hong Kong.

La quinta ola causada por ómicron, la peor en toda la pandemia, ha colapsado el sistema sanitario de la isla, que en los dos últimos días ha notificado más contagios que en los dos años previos.

China continental ha debido acudir en ayuda de la excolonia con el envío de personal y suministros, a la vez que el presidente del país, Xi Jinping, ha conminado al Ejecutivo hongkonés a controlar la situación.

Durante las últimas tres semanas, los casos acumulados en Hong Kong (7.5 millones de habitantes) se han disparado más de un 60 por ciento, desde los 13 mil hasta los 37 mil, algo inédito en la excolonia británica, que logró durante meses mantener los contagios diarios por debajo de 100 y ahora supera los mil en algunas jornadas -3 mil 629 ayer y se espera que hoy ronden los 7 mil-.

Hasta este rebrote, Hong Kong había conseguido mantener la pandemia bajo control, aunque a un alto precio: con restricciones de viaje entre las más estrictas del mundo, el aislamiento del centro de negocios asiático ha causado el éxodo de numerosas empresas extranjeras, arriesgando su estatus de centro financiero internacional.

Aún así, el Gobierno local anunció este mes medidas todavía más duras, entre ellas la reducción de las reuniones sociales a dos personas y un “pasaporte de vacunación” que entrará en vigor el próximo día 24 vetando la entrada a centros comerciales, supermercados o peluquerías a los no vacunados.

Uno de los factores más preocupantes de esta quinta ola es que se produce con un bajísimo índice de vacunación entre la población anciana: solo el 27 por ciento de mayores de 80 ha recibido al menos dos dosis, mientras en la población general el porcentaje se eleva al 75.4 por ciento.

Fuente: EFE.

COMPARTE