Al verdadero dueño del Lamborghini, presuntamente se le relaciona con actividades de lavado de dinero para el ‘Cartel de Sinaloa’

 

Un hombre de Mexicali, Baja California, quien presuntamente se le relaciona con actividades de lavado de dinero para El Cartel de Sinaloa, es el verdadero dueño del Lamborghini de más de 7 millones de pesos que fue abandonado tras un choque en la zona de Polanco.

De acuerdo con el reportero Carlos Jiménez, Alberto David Benguiat Jiménez, de 38 años, sigue sin presentarse ante las autoridades de la Fiscalía General de Justicia (FGJCDMX) para reclamar el vehículo de lujo.

Precisó que solo ha enviado con poderes notariales a representantes, abogados, “choferes” y demás personas para pagar y arreglar lo relacionado con el accidente del pasado 4 de diciembre.

Detalló que Benguiat Jiménez actualmente tiene un par de domicilios en la alcaldía Miguel Hidalgo. El primero ubicado en la Torre A de Lago Alberto 300, y el segundo en Lago Zúrich 245.

Una fotografía en poder del periodista muestra al sujeto dentro de un restaurante en el que supuestamente estuvo antes del incidente. Se le describe como un hombre con barba, bigote y cabello corto.

Señaló que es la misma apariencia que tiene en la fotografía de su licencia de conducir tipo A, número N14215772, expedida por la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México. El documento fue emitido el 23 de diciembre de 2019 y tiene vigencia hasta el 23 de diciembre de 2022.

Aclaró que aunque Benguiat Jiménez es el dueño del Lamborghini, la factura está a nombre de un hombre que le sirve como escolta, identificado como Julio Cesar Licea López y que se presentó a reclamar el auto en el Ministerio Público de la Fiscalía en Miguel Hidalgo.

La Fiscalía identificó que esta persona no era quien conducía el vehículo, como se puede ver en un video captado por un testigo del incidente.

Sin embargo, sigue sin presentarse ante la autoridad, pues “busca mantener su bajo perfil ante las presuntas actividades ilícitas que realiza”, apuntó el periodista.

Puntualizó que la camioneta Range Rover en la que iban sus escoltas aquella noche, y en la que se lo llevaron, tampoco está a su nombre; la unidad está a nombre de alguien identificado como Raúl Páez Villarreal.

Con información de c4noticiasmx

COMPARTE