ÁLAMOS, SON.- A ocho días del incendio forestal que inició en la Sierra de Álamos, el cual se ha convertido en el más devastador en la historia al consumir 2 mil 650 hectáreas, Héctor Sánchez Valdez lamentó que el ganado que suele alimentarse en esos agostaderos, también se verá afectado.

El presidente de la Asociación Ganadera Local de Álamos manifestó que la mayor parte del área dañada son agostaderos, donde pastorea el ganado para su alimentación.

“Esperemos que el fuego no llegue a las faldas del cerro, porque es donde pastorea la mayor parte del ganado”, recalcó.

Sánchez Valdez indicó que los productores ganaderos que más han sentido las causas de este siniestro son de la comunidad de La Aduana, La Uvalama y La Sierrita, que están más cercanos al incendio forestal.

“A toda la fauna está afectando, pero en cuestión de ganadería estas comunidades son las más afectadas. Parece que ya lo van a controlar y no hay oportunidad de que el fuego brinque a la parte más plana, si eso pasara se complicaría más la situación”, anunció.

Pronósticos de lluvia
El representante de los productores ganaderos dijo que tienen esperanza en que los buenos pronósticos de lluvia mitiguen la sequía y permitan el crecimiento de pasto en los agostaderos.

“Hay pronósticos favorables, pero este año hasta ahorita los productores no se han visto en la necesidad de comprar pastura”, añadió.
Son 4 mil 250 productores en Álamos, quienes año con año luchan por permanecer en el gremio.

“Se redujeron las cabezas de ganado de 100 mil a 60 mil, muchos tuvieron que vender su ganado para superar las consecuencias de la sequía, esperemos que con este siniestro no se vuelvan a despoblar los hatos ganaderos”, comentó.

Fuente: Expreso.

COMPARTE