Los consejeros alertaron sobre “campaña sistemática de desacato” y “una provocación para intervenir” en la revocación de mandato.

La Comisión de Quejas y Denuncias del INE ordenó a la jefa de Gobierno y a las y los gobernadores de la Cuarta Transformación eliminar en máximo tres horas, decenas de publicaciones en redes sociales que constituyen propaganda gubernamental en tiempo prohibido durante la revocación de mandato; lo que alertaron, evidencia provocación y una campaña sistemática de desacato a sus deberes constitucionales.

Movimiento Ciudadano denunció más de 80 tuits de la mandataria capitalina, Claudia Sheinbaum; y de los titulares del Ejecutivo de Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Colima, Guerrero, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, por la difusión de propaganda gubernamental en tiempo prohibido, uso indebido de recursos públicos, transgresión al principio de imparcialidad y promoción personalizada.

Sobre el uso indebido de recursos públicos y promoción personalizada, las y el consejero recordaron que esto corresponde al análisis de fondo que deberá resolver la Sala Regional Especializada. Pero declararon procedentes las medidas cautelares en por lo menos 48 tuits que de manera preliminar exhiben propaganda indebida por incluir fotografías y transmisiones en vivo de acciones de gobierno, inauguración o supervisión de obras, así como las visitas a sus entidades del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

En el proyecto, del que MILENIO tiene una copia, se exhibe que los más sancionados son de Morena: la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum y el gobernador del Partido Verde Ecologista de México en San Luis Potosí, Ricardo Gallardo, ambos con al menos 10 tuits indebidos, En el caso de Sheinbaum, por publicaciones de su conferencia de prensa en la que destaca disminución en homicidios dolosos, presentación de unidades de Trolebús, supervisión de obras de movilidad, programa de prevención y construcción de la paz, recorridos en estaciones de bomberos y visitas a albergues; y en el de Gallardo por transmisiones en vivo en recorridos de parques, obras de Metrobús, programas de transporte gratuito, arranque de obra pública y entrega de apoyos sociales.

En los casos de Campeche, Colima, Michoacán, Nayarit, Puebla y Tlaxcala se declararon improcedentes los tuits denunciados, sin embargo, la consejera Claudia Zavala dejó claro que tras la decisión de ayer de la Sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación de declarar inaplicable el decreto aprobado en el Legislativo con el que pretendían reinterpretar la propaganda gubernamental y el deber de imparcialidad, las y los servidores públicos deben apegarse sin más excusas, a sus deberes constitucionales.

“Hoy ya les debe quedar claro a todos que no se puede, que es momento de silencio, que no pueden participar en la difusión y que deben cumplir sus labores sin una tendencia de promoción ni difusión de propaganda gubernamental. “Hoy los servidores públicos siguen con la obligación constitucional y legal de guardar silencio y no inmiscuirse en la revocación de mandato, hoy ya no hay ninguna duda, ya está definido cómo debe de ser y de entenderse la Constitución con respecto a los y las servidoras públicas y hay que decirlo, cada vez se ve más una provocación para intervenir, por eso hay que hacer un llamado a los postulados democráticos y a las obligaciones legales”, indicaron.

Mientras el consejero Ciro Murayama advirtió que exhiben una campaña sistemática, pues incluso algunas de estas denuncias incluyen tuits sobre el desplegado de las y los gobernadores de la Cuarta Transformación que ya se había ordenado eliminar.

“Estamos enfrentando una campaña sistemática de desacato a las reglas de neutralidad que les impone la Constitución a los gobernantes, no hay semana en que no estemos enfrentando violaciones desde servidores públicos, desde el poder a las reglas de revocación de mandato, al poder de neutralidad, una vez más, el INE persistirá en su deber de vigilar la neutralidad.

“Estamos ante una actitud que poco tiene de democrática y de responsabilidad y se está haciendo desde cargos de responsabilidad pública, es mucho más grave que desde el gobierno y distintos gobernadores se esté minando la legalidad”, apuntó. La consejera presidenta de esta comisión, Adriana Favela, recordó que el INE no busca afectar a nadie en particular, sino por el contrario, lamentó que pese a los llamados a que respeten las normas a las que la Constitución les obliga a sujetarse, las y los mandatarios continúen difundiendo propaganda indebida. “Recordar que nosotros en el INE no hicimos la normatividad, simplemente estaos aplicando lo que dice la Ley Federal de Revocación de Mandato y las legislaciones vigentes”, puntualizó.

Fuente: Milenio.

COMPARTE