Gobiernos estatales de EE.UU. han implementado nuevas restricciones para frenar el COVID-19 mientras el presidente Trump mantiene el silencio

 

Los casos de coronavirus en Estados Unidos han aumentado en un millón en la última semana, hasta sobrepasar los 11 millones este lunes, con más de 245 mil muertos, lo que ha provocado que numerosos Gobiernos estatales ordenen cierres o confinamientos parciales para frenar la propagación.

Las órdenes a nivel estatal han llegado mientras el todavía presidente Donald Trump prácticamente ha dejado de gestionar y hacer referencia a la pandemia de COVID-19 para centrarse en defender que las elecciones presidenciales fueron un “fraude,” pese a no tener pruebas de ello.

Estados como California, Nuevo México, Oregon y Dakota del Norte, entre otros, han anunciado diferentes medidas para hacer frente a este repunte, que incluyen el cierre temporal de negocios; la prohibición de actividad física en espacios cerrados y la limitación de ella en lugares abiertos; y suspensión de actividades escolares extracurriculares.

Ante el aumento de casos en las últimas semanas, Nuevo México y Oregon empezarán entre este lunes y el miércoles un confinamiento “parcial” que obligará a la clausura temporal de gimnasios, restaurantes, museos, bares, salones de belleza y otros negocios “no esenciales” hasta, por lo menos, el próximo 30 de noviembre.

Los espacios comerciales identificados como “negocios esenciales”, como farmacias o supermercados, podrán operar de manera limitada, con 25 por ciento de capacidad.

Sin embargo, los centros de culto sí podrán ofrecer servicios religiosos a sus feligreses, ya sea en espacios cerrados o públicos, según la orden emitida por la gobernadora de Nuevo México, la demócrata Michelle Lujan Grisham.

Por otro lado, en Dakota del Norte, que batió un récord de casos este fin de semana, las autoridades estatales ordenaron el uso de cubrebocas obligatorio en la calle y la suspensión de deportes de invierno y actividades extracurriculares hasta el 14 de diciembre.

 

Con información de EFE

COMPARTE