Hay una política pública muy clara del presidente de la República en el caso del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi) para que este vaya “contra viento y marea” para atender y apoyar a la gente que más lo necesita, manifestó Ascensión López Durán.

Cuestionado por los problemas que se han suscitado para registrarse en el padrón de este nuevo servicio de salud, el secretario de Bienestar en el Municipio comentó que la gente “debe entender que la preocupación de los gobiernos (federal y estatal) es darle esa cobertura universal para que todo mundo pueda ir a recibir mucha atención”.

Indicó que en el Municipio el padrón de asegurados por el Insabi será muy extenso, en virtud de que es una gran población la que se encuentra carente de este servicio, principalmente la que se ubica en las colonias con extrema pobreza.

“Aquí es una población muy grande que tenemos que atender, principalmente en la franja rural y en la parte de las colonias populares que forman el cinturón de pobreza, pero estamos comprometidos por parte del alcalde de tener un diagnóstico”, precisó el funcionario.

En cuanto el presupuesto de la dependencia que dirige, expuso que se tuvo un aumento discreto del 4%, pero “la cobija hay que estirarla sin romperla para que cubra principalmente a la gente que más lo necesita”.

Expuso que los esquemas de Bienestar tienen que arrancar a la brevedad posible para sacar adelante esta dependencia en lo que queda de la actual administración. “Tenemos que relanzar esto con mayor enjundia y darle pies a la Secretaría. Hay capacidad, voluntad y sobre todo compromiso”.

COMPARTE