Sin importar las recomendaciones que autoridades municipales hicieron para este fin de semana, para que la gente respetara el Quédate en Casa y evitar festejos por el Día de las Madres, en varias tiendas de conveniencia tanto la Policía Municipal como la Guardia Nacional tuvieron que intervenir para evitar la aglomeración de personas que se encontraban haciendo fila para comprar cerveza.

En el Extra de la calle California y Guerrero, desde las 8 de la mañana la gente empezó a aglomerarse para iniciar con las compras de cerveza, pero fue tanta la desorganización que minutos después intervino la Guardia Nacional y el local fue clausurado, evitando la venta del producto.

La fila para la compra de cerveza en el lugar rebasaba las dos cuadras y aunque causó molestia entre la ciudadanía el que no les permitieran comprar cerveza, muchos se retiraron de manera temprana al ver que ya no se abriría el local.

COMPARTE