La ceremonia fue encabezada por la embajadora Graciela Gómez

El lábaro patrio de nuestro país ya ondea en tierras mundialistas, en donde está ubicado el reloj que lleva la cuenta regresiva para el arranque de la justa de Qatar 2022.

La emotiva ceremonia encabezada por la embajadora de México, Graciela Gómez, lleva la ilusión de todos los mexicanos que anhelan poder llegar cuando menos al ansiado quinto partido, el cual no se consigue desde el Mundial de 1986, donde fue el anfitrión.

«Vamos a escribir historia, es un Mundial único que aproximará a nuestros aficionados a esta región. Una invitación a nuestros seguidores a venir con una mente abierta y deseosos de experimentar una cultura distinta siempre con respeto», expresó la funcionaria.

Alrededor de 20 compatriotas, que residen en Qatar, estuvieron presentes en la ceremonia en la que también se izó la bandera de las barras y las estrellas con el embajador de Estados Unidos como representante.

Fuente: Diario del Yaqui.

COMPARTE