Japón vuelve a darle la oportunidad al turismo con nuevas estrategias que garanticen una estancia segura en el país.

Japón anunció el jueves que reabrirá sus puertas a los turistas de 36 países a partir del 10 de junio, poniendo fin a un cierre de dos años por la pandemia, pero los viajeros sólo podrán entrar con grupos turísticos.

La decisión se produce después de que el gobierno anunció la semana pasada, que probaría abrir las fronteras a viajes organizados en pequeños grupos con turistas provenientes de Estados Unidos, Australia, Tailandia y Singapur.

Un ejecutivo revisó las reglas para acceder al territorio, con el objetivo de volver a aceptar viajes en grupo para turistas de 36 países y regiones donde la situación del covid-19 es relativamente estable, según un comunicado. Entre estos países figuran el Reino Unido, España, Canadá, Arabia Saudita y Malasia.

Durante la mayor parte de la pandemia, Japón prohibió la entrada de todos los turistas y sólo permitió el regreso de los ciudadanos japoneses y de los residentes extranjeros, aunque estos últimos fueron excluidos periódicamente.

Todas las personas que llegan a Japón, deben dar negativo en las pruebas antes de viajar. La mayoría deberá volver a realizar un test, así como hacer una cuarentena de tres días. El mes que viene se duplicará el límite diario de personas que puedan entrar en Japón, hasta llegar a 20 mil, aunque los grupos turísticos no serán incluidos en esa cifra, según los medios de comunicación locales.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, ha declarado que quiere relajar los controles en las fronteras, pero la medida tomará su tiempo, ya que el público apoya las restricciones actuales.

Fuente: Milenio.

COMPARTE