Aunque su rostro estaba cubierto por un pañuelo, la expresión en los ojos de Raquel Ayala denotaban preocupación por no saber en dónde trabajará en las próximas semanas, pues donde ella presta sus servicios como jornalera, la mano de obra se reducirá debido a las afectaciones que se tuvieron en los cultivos por las heladas.

“Para nosotros es la preocupación, porque con esto de las heladas no sabemos cómo le vamos a hacer, de hecho pues a todos nos va afectar aquí, porque todos dependemos de aquí, de lo que hacemos en el campo, yo tengo doce años trabajando aquí, pero pues a ver cómo se pone”, manifestó la joven trabajadora.

Sólo del campo viven, dijo, y si no encuentran trabajo en el Valle del Yaqui, buscarán otras zonas para seguir llevando sustento a sus familias, ya que no pueden esperar a quedarse sin empleo.

En tanto, Edgar Díaz Pacheco, chofer y contratista de jornaleros agrícolas, dijo que por ahora trabajan en la limpieza de la planta de chile para que pueda rebrotar en unas semanas, sin embargo, en ese mismo lapso será cuando los trabajadores del campo se queden sin empleo, lo cual corresponde a un periodo de casi dos meses.

“Ya de aquí se va aminorando el trabajo por la cuestión de la helada, nosotros vamos a sufrir como un mes o mes y medio la falta de trabajo. Yo traigo a 50 gentes o jornaleros diarios, pero ya de aquí en adelante se irá aminorando el trabajo”, comentó.

Por las heladas que se registraron el 30 y 31 de diciembre en los Valles del Yaqui y Mayo, al menos unos 319 mil jornales se perderán debido a las afectaciones que se registraron en 33 mil 150 hectáreas con diferentes cultivos, principalmente hortalizas.

 

Fuente: uniradionoticias.

COMPARTE