Si la detención del ex gobernador de Nuevo León derivó de una orden emitida por una autoridad, la suspensión no tendrá efectos para recuperar su libertad.

Un juez federal otorgó una suspensión de plano al ex gobernador del estado de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, medida cautelar que impide que permanezca incomunicado y que sea sometido a “actos de tortura moral”.

Víctor Hugo Alejo Guerrero, juez Primero de Distrito en Materia Penal en Nuevo León, admitió a trámite la demanda del quejoso, pero dejó claro que la suspensión no tendrá efecto si su detención derivó de una orden emitida por una autoridad competente.

En caso de que se demuestre que la privación de la libertad se generó “por ataques de las autoridades fuera de procedimiento”, la suspensión tendrá el efecto para que sea puesto en libertad. El juzgador puntualizó que en la demanda de garantías no se menciona algún escenario donde se afirme que fue detenido sin causa o motivo legal alguno y sin que preceda orden judicial.

En caso de que dicho acto reclamado se deba a cumplimiento de orden de aprehensión o comparecencia será puesto de inmediato a disposición del juez, enfatiza el acuerdo.

“Por otro lado, en caso de haber surtido flagrancia o detención en caso urgente, entonces el quejoso deberá ser puesto de inmediato a disposición del Ministerio Público, en términos de lo dispuesto por el artículo 16 de la Constitución Federal y el Código Nacional de Procedimientos Penales, a efecto de que este a su vez lo pongan a disposición del Juez competente, en un plazo que no podrá exceder de 48 o en el de 96 horas, tratándose de delincuencia organizada, contadas a partir de su puesta a disposición”, mencionó el juez.

El juez fijó para el próximo 18 de abril la celebración de la audiencia constitucional donde definirá si concede o no el amparo.

Fuente: Milenio.

COMPARTE