El país africano ya ha tenido que soportar una serie de hechos similares en el suministro eléctrico que es administrado por una empresa.

Kenia sufrió hoy un corte eléctrico generalizado después de la caída de varias torres en una importante línea de transmisión en el núcleo económico de África oriental, según anunció la única compañía de distribución eléctrica del país, un hecho que motivó un despliegue técnico tras dos años.

Los ingenieros trabajaban para restaurar el suministro tras el incidente en la línea eléctrica de Kiambere a Embakasi, indicó Kenya Power en un comunicado.

La empresa informó que se produjo un apagón a las 10:45 horas locales, luego de que colapsaran las torres que soportan una línea eléctrica de alto voltaje que conecta la capital con la represa hidroeléctrica de Kiambere.

En un comunicado, la misma firma dijo que  a las 17:35 horas locales la energía se había restablecido en todas las partes del país, excepto en tres regiones administrativas, conocidas como condados, y cuyo suministro se esperaba que regresara en los próximos minutos.

«También se ha comenzado a trabajar para reconstruir las torres de electricidad colapsadas», dijo Kenya Power. La empresa es el único distribuidor de electricidad del país y la mayor parte de su energía proviene de Kenya Electricity Generating Company (KenGen).

En mayo de 2020, Kenia experimentó una interrupción similar en todo el país después de que se rompiera una sección de una línea eléctrica de alto voltaje que transmite energía a Nairobi desde las plantas de energía geotérmica de Olkaria, a unos 75 kilómetros de Nairobi. A fines de diciembre, una sección de otra línea de transmisión conocida como Loyaingalani-Suswa se derrumbó, lo que cortó parte del suministro de energía y provocó el racionamiento de energía en partes del país mientras se reparaba.

Fuente: Milenio.

COMPARTE