El déficit provocó problemas con la gestión de los recursos, tesorería, caja, proyección de ingresos y gastos, así como un desequilibrio en las finanzas

Tras identificar un déficit de aproximadamente 5 mil 400 millones de pesos, el Gobierno de Sonora contempla la implementación de un plan de austeridad que consiste en diversas acciones para eficientar el gasto público.

Omar del Valle Colosio, titular de la Secretaría de Hacienda estatal, informó que el déficit provocó problemas con la gestión de los recursos, tesorería, caja, proyección de ingresos y gastos, así como un desequilibrio en las finanzas.

Explicó que esto se debió a la falta de una política de contención del gasto y una inercia en las finanzas estatales por parte de la administración anterior, la cual solicitó un adelanto de diferentes participaciones de la Federación para solventar dicho déficit y liquidar adeudos, entre otras acciones.

En ese sentido, el funcionario mencionó que se aplicará un plan de austeridad para evitar que la situación empeore que consiste en una estrategia de contención del gasto, reorganización de pasivos, colaboración con la Federación, fortalecimiento de recaudación, así como un plan de estabilización financiera, especialmente para tesorería y caja única.

“Es un conjunto de estrategias que estamos poniendo sobre el radar, de manera inmediata de aquí a diciembre, y otras que serán de año con año, (para que) en el mismo horizonte no mayor a 24 meses podamos contar con superávit primario”, puntualizó.

De tal forma el programa de estabilización está apegado al plan de desarrollo del Gobierno, aseguró, mismo que contempla la política de no incrementar la deuda a largo plazo, mientras que se pretende incrementar la recaudación.

“En el tema de recaudación y seguimiento, más allá de perseguir, es aplicar la ley como es. Es un tema de aplicar la política tributaria del Estado y fortalecer los organismos fiscalizadores de la parte tributaria, fortaleciendo temas de transparencia y profesionalización de quienes ejecutan las auditorías, licitaciones, etcétera, para efectos de recuperar recursos de la parte fiscal, eso es sí o sí”, detalló.

Por otro lado, en lo referente al pago a proveedores, indicó que se está revisando el tema a través de la banca de desarrollo, por lo que se agilizará el pago a aquellos que se identifique como legítimos y en función de eso se destinarán los montos para saldar esa parte del déficit.

Otras deudas del gobierno estatal
Mientras tanto, para el Isssteson se adeudan un total de 2 mil 400 millones de pesos por parte de cuotas y aportaciones rezagadas desde hace varias administraciones, para lo que se tiene que generar un equipo de trabajo que haga una ruta de financiamiento de pago con plazos que se puedan liquidar.

“En el presupuesto del 2022, una parte fundamental de la Ley de Ingresos y Egresos del Presupuesto del Estado, es como crear una caja única. Está la idea de revisar una Ley de Tesorería que fortalezca la institucionalidad, transparencia y gobernanza de la caja, precisamente para evitar estas circunstancias que ponen en riesgo los flujos del Estado y no se enfrente a sus compromisos”, añadió.

De tal manera, se está trabajando en el plan de estabilización de las finanzas públicas en mediano y largo plazo, con el que se piensa que para el próximo mes de diciembre se logre la mayor cantidad de recursos disponibles para reducir el déficit sin afectar la operación del sector público.

Además de esto, dijo que a largo plazo se prevé que la hacienda pública funcione como un instrumento de transparencia, institucionalidad y gobernanza para que los recursos disponibles se apliquen en estrategias de desarrollo y que generen valor añadido, para gastarlos en inversión productiva, lo cual implica que el estado tenga capacidad de competitividad y mayor inversión.

“Estos mecanismos, en medida que los tengamos más armados los podemos ir presentando, hay distintas reformas que se pueden plantear para la parte tributaria, no necesariamente al incremento de impuestos, pero sí al ejercicio de cómo se hace la fiscalización. Eso es fundamental para cumplir las metas programadas, las cuales no necesariamente son competitivas”, abundó.

Se refirió también a las aportaciones de la Federación, sin embargo, no es el único apoyo, pues cada Estado tiene responsabilidad de generar ingresos propios y contener sus gastos, por lo que es necesario implementar políticas de austeridad.

“Si se logran estos ahorros que ha planteado el Gobernador, se pueden destinar a áreas que requieren de mayores recursos, particularmente: Seguridad, Educación y Salud. ¿Cómo se logra?, pues en una revisión de cada capítulo, de cada partida que se tiene por cada uno de ellos y reducir esos gastos que son innecesarios para la operación del sector público, ahí es donde se puede generar el ahorro y tener una estructura para hacerlo más eficiente”, aseveró.

¿A qué se debe el déficit?
La deuda pública del Estado asciende a más de 22 mil millones de pesos, mientras que el déficit al cierre de 2021 es de 5 mil 471 millones de pesos, los cuales corresponden a gastos de nómina, pensiones, gastos operativos y aportaciones a los municipios.

Por ello, afirmó que para la fecha de corte del pasado 13 de septiembre, cuando entró la presente administración, las cuentas no cerraban y no alcanza para cubrir el pago de pensiones y jubilaciones, como es el caso de los derechohabientes del Isssteson.

“Fueron gastos para municipios, nóminas, pensiones, gasto operativo y proveedurías. No se identificaron alertas tempranas por quienes deben revisar el gasto público, no sólo internamente, sino por aquellas agencias forenses que deben poner atención al ejercicio del gasto”, comentó Del Valle Colosio.

Asimismo, se registran pasivos al Isssteson debido al incumplimiento de aportaciones de cuotas y aportaciones retenidas por más de 2 mil 477 millones de pesos; así como saldos de pasivos contingentes por juicios laborales contra el Gobierno por más de 3 mil 300 millones de pesos.

Con estas estrategias se prevé mayor eficiencia en el manejo de caja y de las estimaciones de recurso, por lo que esto no implica detener el desarrollo del plan de gobierno de la nueva administración.

Por ese motivo, reiteró que es fundamental llevar a cabo el desarrollo de esta estrategia, ya que se trata de una instrucción directa del gobernador Alfonso Durazo, como es el que se trabaje en la solventación del problema mientras se trabaja en llevar a cabo el plan de desarrollo.

Fuente: El Sol de Hermosillo.

COMPARTE