Alrededor de 80 trabajadores de la empresa Transportes Integrados de Navojoa (Tinsa), entre operadores y personal administrativo fueron liquidados este viernes en la Junta de Conciliación y Arbitraje.

Por tanto, el conflicto de huelga culminó con el pago de salarios caídos durante 60 días y, además, se finiquitaron las relaciones laborales mediante la entrega de tres meses de indemnización, doce días de prima de antigüedad, los 20 días que marca el artículo 50 como indemnización por año, más las proporciones de aguinaldos y vacaciones, declaró Guillermo Peña Enríquez.

El dirigente de la Confederación de Trabajadores de México en Navojoa (CTM) informó que los finiquitos rebasarán los seis millones de pesos tan solo para operadores.

«También nos pidieron el apoyo los compañeros de confianza; los incluimos en el mismo paquete, me imagino que el monto será más elevado, ya que percibían salarios más altos, por lo tanto, con esto se conjura el movimiento de huelga en el transporte urbano de Navojoa», mencionó.

Con este acuerdo se concluye el conflicto, con la salvedad que se deja constancia en el documento de finiquito-individual, como en el de desistimiento-colectivo, de que quedan reservas como el Infonavit y Seguro Social, entre otras prestaciones que formaban parte del contrato colectivo de trabajo y que estaban incluidas en el pliego petitorio.

«Esto lo estamos haciendo con el ánimo de que la gente que ha venido sufriendo bastantes penalidades al tener en algunos casos hasta 16 semanas sin recibir un solo peso, ya resuelvan su situación», expresó.

INCIERTO FUTURO

Peña Enríquez aseguró que, aunque no se sabe qué pasará en el futuro, espera que la nueva empresa o los concesionarios que se van a reagrupar, puedan echar mano de estos mismos trabajadores finiquitados por Tinsa.

«Eso ya será cuestión de los concesionarios y del Gobierno del Estado, pero por lo pronto, hemos cumplido de manera puntual con la responsabilidad de ser sus representantes, al lograr que todos los reclamos de los trabajadores que se tenían, se cumplan casi en su totalidad», apuntó.

El líder cetemista hizo un reconocimiento al gobernador Alfonso Durazo Montaño, quien desde un principio tuvo la sensibilidad de hacer suyo el sentimiento y reclamo de los trabajadores.

«También tuvimos el respaldo y el apoyo de la dirigencia estatal de la CTM, que encabeza nuestro compañero Javier Villareal Gámez, quien hizo los cabildeos ante el Gobierno del Estado para lograr que quede finiquitado el conflicto en el transporte urbano de una manera satisfactoria para todos los trabajadores,» indicó.

El dinero de los finiquitos, precisó, fue proporcionado por el Gobierno del Estado a la empresa Tinsa, para que realizara la liquidación de todos los empleados del transporte urbano de Navojoa.

En la Junta de Conciliación y Arbitraje estuvo presente Lirio Anahí del Castillo Salazar y el presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje, además del secretario general del Sindicato de Tinsa.

Fuente: Diario del Yaqui.

COMPARTE