Un exempleado del cantante exige el pago de 11 millones de pesos por despido injustificado

Luego de que un exempleado interpusiera una demanda en contra del cantante Luis Miguel en 2012, por despido injustificado, «El Sol» tendrá que asistir a testificar de manera presencial a la próxima audiencia o, de lo contrario, se asumirá que cada pregunta que presente la defensa del demandante, tiene una respuesta positiva.

Francisco Javier Guatemala, el extrabajador, pide una reparación económica por 11 millones de pesos, ya que él se encargaba de la venta de diversos inmuebles del artista, entre ellas, la mansión conocida como «Playa Bonfil» y fue despedido sin justificación alguna luego de 24 años de prestar sus servicios al cantante.

El abogado del afectado, Tomás Gutiérrez Álvarez, explicó que ya se llevó a cabo la primera etapa de la demanda, que es la conciliación, en la que los abogados del cantante contestaron a sus peticiones y ahora solamente esperan que se realice la próxima audiencia ante Conciliación y Arbitraje de Guerrero.

Señaló que en la pasada audiencia realizada en julio, su cliente trató de llegar a un acuerdo por el pago de 500 mil dólares, pero en ese momento los abogados del cantante no realizaron ninguna propuesta ni llegaron a un arreglo.

Gutiérrez Álvarez mencionó que el equipo legal de «Luismi» ofreció a su cliente el pago de 200 mil dólares, antes de que el cantante fuera notificado de manera legal sobre la demanda en su contra, en mayo pasado, pero su representado rechazó la oferta.

«Es necesario que Luis Miguel se presente a la audiencia porque tiene la calidad de demandado físico. En el juicio, hay una prueba llamada confesional y la persona demandada tiene que estar presente, ya que se le harán preguntas en torno a la demanda y tienen que ser contestadas personalmente. En caso de que no asista se asumirá como cierto lo que yo le pregunte», declaró el litigante.

Fuente: Diario del Yaqui.

COMPARTE