De acuerdo con indagatorias, la empresa Yucani de la esposa de Emilio Lozoya, sirvió para triangular los sobornos cometidos durante el sexenio pasado

 

Las cuentas bancarias de Yacani S.A. de C.V., empresa supuestamente ligada a la triangulación de sobornos de Emilio Lozoya, seguirán congeladas, informó la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

El decimonoveno Tribunal Colegiado de Circuito en la Ciudad de México confirmó el sobreseimiento del juicio de amparo que presentó la compañía para desbloquear sus cuentas, con lo que esto no pasará.

Yacani S.A. de C.V. es propiedad de Marielle Helene Eckes, esposa de  Emilio Lozoya, exdirector de Pemex.

Brinda servicios inmobiliarios y alquiler de bienes, pero de acuerdo con indagatorias, habría funcionado como empresa fachada para triangular los sobornos cometidos durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Los presuntos actos de corrupción se detectaron mediante Tania Beatriz López Abbud, quien siendo socia principal y representante legal de Helene Eckes, en 2014, participó en el consejo de Altos Hornos de México cuando se realizó la compra de Agro Nitrogenados.

La UIF estableció operaciones de triangulación entre Yucani, Pemex y AHMSA, además de depósitos irregulares de Suiza, con los que presentó denuncias por operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal y procedió al congelamiento de sus cuentas bancarias.

 

Con información de Milenio

COMPARTE