Han pasado quince días desde que “El Negro”, un perro de raza cruzada, fue capturado en las calles de Agua Prieta porque andaba deambulando, y su esperanza de vida no se desvanece.

En una enorme jaula de metal, “El Negro” superó el tiempo de espera para ser adoptado y sobrevive aún debido a un golpe de suerte. Una campaña de esterilización ha frenado momentáneamente el sacrificio de perros.

Esto le ha permitido a “El Negro”, un perro que describen como un animal manso y juguetón, que siempre encuentra la manera de escaparse de la jaula, tener horas extra.
Personal del Centro Antirrábico mencionó que en los últimos años ha ido en aumento la adopción de mascotas, por lo que cada vez son menos los sacrificios de perros que se hacen.

Sin embargo estos siguen ocurriendo y mientras el reloj avanza, la posibilidad de que perros como “El Negro” sean adoptados o rescatados por sus propietarios, disminuye.

Especialmente en los que son más grandes, ya que las personas que buscan adoptar una mascota prefieren los más pequeños, mientras el resto espera que alguien entre al Centro Antirrábico y lo elija.

“El Negro” es sólo uno entre aproximadamente 40 perros más que están en el Centro Antirrábico de Agua Prieta, con la posibilidad de sobrevivir, si son adoptados.

 

 

 

Fuente: elimparcial.

COMPARTE