María de los Ángeles inició una demanda por negligencia médica contra el IMSS, argumentando que, por malas prácticas del personal, a su hija Paola la «mataron» dos veces

Ciudad Obregón, Sonora.- Septiembre de 2017 es una fecha que está grabada en la memoria de María de los Ángeles Contreras. Su hija Paola de 29 años sufrió una convulsión, situación que la llevó a consulta médica en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ciudad Obregón, donde «sin un estudio adecuado», se le diagnosticó como ataques de ansiedad, siendo hasta 2019, cuando mediante una tomografía se confirmó la presencia de un tumor en el cerebro.

Tras una cancelación de la cirugía, al no considerarse de urgencia su caso, fue operada y contra el protocolo, despertada a los días de la operación, situación que derivó en un paro cardiaco que le ocasionó muerte cerebral, posteriormente a María le informaron que tras un tercer paro no pudo ser regresada a la vida, y tras pedir los estudios, estos «habían desaparecido».

Por los anterior, María de los Ángeles, inició una demanda por negligencia médica contra el IMSS, argumentando que, por malas prácticas del personal de salud, a su hija Paola la «mataron» en dos ocasiones, y pese al dolor que conlleva el iniciar este proceso, decidió interponer la denuncia, a fin de que se tomen cartas en el asunto y evitar que esto se repita.

Yo decidí llevar hasta el final la demanda, porque no es justo lo que hicieron con mi hija, no quiero que nadie más tengo que vivir esto, ella tenía planes de boda, el trabajo de sus sueños, y por una mal diagnóstico en un tumor en el cerebro le truncan la vida, y el ver que me ponen trabas, para que desista, por mi falta de dinero y de salud no es justo», declaró en entrevista con TRIBUNA.
María, señaló que, debido a sus padecimientos médicos, así como a la limitada movilidad, ya que requiere silla de ruedas, y ante la falta de recursos económicos, le resulta imposible cumplir con los pedimentos, que le exige la institución fuera del reglamento. Esto ya que el IMSS exige que se presente en la Ciudad de México (CDMX) para ratificar su denuncia.

Ella fue un ángel que nos dejó por una negligencia médica, y por todas las personas que han pasado por lo mismo y no han tenido la fuerza o ignoran los medios de cómo hacerlo, o por lo difícil del proceso, porque es cansado y doloroso, queremos que se haga justicia, que afronten el problema», finalizó.
Les dificultan el proceso
Julián Canan Bórquez Castillo, abogado de María, explicó que, desde un tiempo a la fecha, el IMSS ha dificultado el proceso de quejas para la reparación del daño, como el pedir documentos que no se detallan en la Ley de procedimientos administrativos, o el no querer recibirlos, llegando al grado de solicitar la presencia de la demandante en la CDMX a fin de ratificar su denuncia.

La institución ha solicitado la parecencia de la demandante en las oficinas ubicadas en la CDMX, a fin de ratificar el escrito, exhibiendo identificación oficial y reconociendo la firma en el archivo, en caso contrario se desechará el escrito de reclamación lo cual no cuenta con algún sustento legal», señaló.

Fuente: Tribuna.

COMPARTE