Martí Batres propuso establecer una ley para que consejeros electorales se abstengan de realizar conductas o emitir opiniones

 

El senador Martí Batres Guadarrama presentó una iniciativa con la finalidad de evitar que se “vulnere la  imparcialidad” del órgano electoral o se altere la equidad de una contienda.

El legislador de Morena propuso establecer en la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, para que consejeros electorales se abstengan de realizar conductas o emitir opiniones, que afecten o favorezcan a partidos políticos o candidatos.

En el proyecto, que fue enviado a las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos del Senado, planteó que la actuación y desempeño de las y los consejeros se tiene que llevar a cabo bajo los principios constitucionales de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, máxima publicidad y objetividad.

Batres Guadarrama señaló que se tiene un Instituto Nacional Electoral que “parece más un partido político que un órgano electoral imparcial, sin compromisos con ninguna de las fuerzas políticas contendientes”.

Tanto el presidente del INE, como otros consejeros, señaló, “han incurrido sistemáticamente en un conjunto de declaraciones y acciones, con el objetivo de inclinar la balanza a favor de cierta coalición de fuerzas políticas y en contra de otra”.

“Por eso propongo esta reforma, dijo, para que formen parte de los debates de reforma electoral que habremos de llevar a cabo después de estas elecciones. “Queremos un órgano que cuide las elecciones, que cuente bien los votos, no que haga campaña política, ni en contra ni a favor de nadie”.

 

Con información de López-Dóriga Digital

COMPARTE