Melania Trump tenía previsto participar junto a su marido, el presidente Donald Trump, en un mitin este martes en la localidad de Erie, en el estado clave de Pensilvania

 

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, canceló un viaje a Pensilvania para participar en el que iba a ser su primer mitin en muchos meses, debido a que todavía tiene una “tos persistente” por el COVID-19 que contrajo a finales de septiembre.

“La señora Trump sigue sintiéndose mejor cada día tras recuperarse de COVID-19, pero con una tos persistente, y para extremar las precauciones, no viajará hoy” como estaba previsto, dijo a Efe la portavoz de la primera dama, Stephanie Grisham.

Melania Trump tenía previsto participar junto a su marido, el presidente Donald Trump, en un mitin este martes en la localidad de Erie, en el estado clave de Pensilvania, según anunció la campaña de reelección del mandatario esta misma semana.

La primera dama aseguró la semana pasada, en un artículo publicado en el blog de la Casa Blanca, que ya había dado negativo por COVID-19 y que planeaba recuperar sus tareas oficiales “lo antes posible”.

Han pasado veinte días desde que el presidente estadounidense anunciara, la noche del pasado 1 de octubre, que él y su esposa habían dado positivo por la enfermedad, que también contrajo el hijo de ambos, Barron, de 14 años.

La primera dama ha descrito los síntomas que tuvo como “mínimos“, pero que la sacudieron “como una montaña rusa“, con “dolores de cuerpo, tos, dolores de cabeza” y un “cansancio extremo“, explicó en el blog de la Casa Blanca.

Al contrario que su marido, al que le administraron al menos dos tratamientos experimentales y esteroides, Melania Trump afirmó que ella optó “por una vía más natural en cuanto a medicinas, más centrada en vitaminas y alimentos saludables”.

Melania Trump ha evitado generalmente hacer campaña por su marido, que aspira a la reelección el 3 de noviembre, y en 2016 apenas protagonizó un acto a cinco días de las elecciones, también en el estado clave de Pensilvania.

El propio presidente, por su parte, asegura que es “inmune” al COVID-19, está multiplicando sus viajes y planea celebrar hasta cinco mítines al día en la recta final de la campaña, unos actos multitudinarios en los que pocos asistentes llevan cubrebocas.

Con información de EFE

COMPARTE