Funcionarios de la CFE acusaron a las plantas privadas de energías renovables que generan electricidad para la compañía del Estado del apagón del pasado 28 de diciembre

 

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), empresa del Estado mexicano, anunció que pedirá “sacar de operación” a generadoras de energías renovables al responsabilizarlas del apagón nacional que afectó a 10.3 millones de personas la semana pasada.

Los directivos de la CFE afirmaron que la falla en el sistema eléctrico del 28 de diciembre ocurrió cuando “había muy baja demanda”, y una generación de energía eólica y fotovoltaica que representaba 28 por ciento del total, “el mayor valor en la historia”.

“Como medida preventiva en demandas bajas, el Cenace (Centro Nacional de Control de Energía) se verá obligado a sacar de operación parte de la generación renovable intermitente para asegurar la confiabilidad del sistema nacional”, informó Luis Bravo, director de Comunicación Corporativa de CFE.

Esta es la tercera rueda de prensa que la CFE ofrece para explicar el apagón que la semana pasada afectó a 30 por ciento de la demanda total y a la cuarta parte del territorio nacional, como reconoce la compañía eléctrica del Estado.

“Este tipo de centrales eléctricas, además de requerir respaldo de generación convencional, carece de la inercia mecánica y no tiene capacidad para apoyar en el restablecimiento del sistema a una condición estable”, indicó Bravo al leer el informe oficial de la CFE.

En la conferencia, la CFE reconoció que el oficio que se presentó para explicar el apagón masivo es falso.

Manuel Bartlett, director General de CFE, aseguró que ya se investiga lo ocurrido aunque aseguró que, independientemente de la falsedad del documento, el incendio sí ocurrió.

 

Con información de López Doriga.

COMPARTE