México y California firmaron un acuerdo que refuerza el compromiso en proyectos de infraestructura transfronteriza que ampliarán la capacidad comercial

 

Los gobiernos de México y California firmaron este lunes un acuerdo que refuerza el compromiso mutuo de apoyar importantes proyectos de infraestructura transfronteriza que ampliarán en gran medida la capacidad comercial a lo largo de la región fronteriza más transitada del hemisferio occidental.

Dentro de este marco, destaca el proyecto Otay II–Otay Mesa East, uno de los más significativos en toda la frontera. Este proyecto consiste en la construcción de un nuevo cruce fronterizo de vocación mixta en la región Tijuana-San Diego, aproximadamente a 3.2 Km al este del puerto fronterizo existente Mesa de Otay-Otay I. Este nuevo puerto contará con innovaciones tecnológicas y conexiones a las redes carreteras de ambos países que permitirán medir eficientemente el avance de los vehículos. Gracias a ello será posible brindar información anticipada sobre los tiempos de espera en los puertos fronterizos de la región, así como la tarifa de peaje en Otay II.

El proyecto brinda la oportunidad de crear un nuevo cruce fronterizo terrestre multimodal que mejorará la seguridad y protección, impulsará la economía binacional, mejorará la movilidad y eficacia y fomentará el uso de soluciones tecnológicas innovadoras.

“Este nuevo puerto de entrada terrestre proporcionará una infraestructura de transporte crítica para la región binacional”, dijo la presidenta de SANDAG y alcaldesa de Encinitas, Catherine Blakespear. “Un nuevo cruce fronterizo de gran capacidad y alta tecnología que impulsará el comercio binacional, reducirá los tiempos de espera en la zona fronteriza y mejorará la conectividad regional”.

 

Con información de López-Dóriga Digital

COMPARTE