Cientos de migrantes haitianos que llevan meses varados en Tapachula, Chiapas, protestaron ante las autoridades para exigir que se agilicen los trámites para obtener la documentación para instalarse en otras ciudades.

Con cartulinas en mano, hombres, mujeres y niños se plantaron frente a las instalaciones de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) porque dicen estar desesperados tras tanto tiempo retenidos en esta ciudad fronteriza con Guatemala.

Erik Lince, un migrante haitiano, dijo que la ciudad de Tapachula, ya no aguanta a más migrantes porque no hay empleos para poder subsistir.

También aseguró que hay riesgos de contagio de COVID-19 por el alto número de migrantes varados, muchos de los cuales duermen en las calles.

María Bolívar, otra haitiana, denunció que agentes llevan presos a migrantes a la estación migratoria Siglo 21 y los sueltan días después a altas horas de la noche.

La migración aumentó en México desde octubre de 2018, cuando caravanas con miles de migrantes, en su mayoría centroamericanos, comenzaron a ingresar al país para llegar a Estados Unidos.

Con la llegada este año de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos volvió a aumentar el flujo migratorio desde Centroamérica hacia ese país ante la expectativa de que levantara las restricciones de su antecesor, Donald Trump.

 

Con información de EFE

COMPARTE