El empresario hizo el trayecto junto con su productor, en un ruta que comenzó en 2009 a ser costeada.

El multimillonario japonés Yusaku Maezawa y su asistente Yozo Hirano lograron llegar a la Estación Espacial Internacional (EEI) luego de que la nave rusa Soyuz MS-20 lograra acoplarse a la plataforma orbital tras unas seis horas de vuelo, informó la Agencia espacial rusa, con lo que vuelve por primera vez en 12 años el turismo en la plataforma orbital con un trayecto que en 2009 comenzó a ser costeado y que se contempló una grabación.

La Soyuz MS-20 partió del cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán, a las 12:38 horas locales, tal y como estaba previsto, con los dos tripulantes japoneses y el comandante de la nave espacial rusa, el cosmonauta Alexandr Misurkin a bordo.

Pocos minutos después la nave se separó sin contratiempos del cohete portador y continuó el vuelo hacia la plataforma orbital.

Se trata de la primera vez que dos turistas espaciales viajan en la misma nave espacial a la EEI y el primer vuelo turístico espacial a la plataforma orbital desde 2009, cuando el canadiense Guy Laliberté, fundador del Circo del Sol, pisó la última vez la estación.

Maezawa, de 46 años y especializado en el mundo de la moda, junto con Hirano permanecerán en la estación 12 días.

El asistente del empresario, el trigésimo hombre más rico de su país, según la lista Forbes, filmará la aventura de su jefe, que relatará sus impresiones en el espacio en su canal de YouTube. La nave se acoplará al módulo ruso Poisk de la EEI tras haber dado cuatro vueltas a la órbita y seis horas de vuelo.

A bordo llevan además 162 kilogramos de carga, incluidos materiales para experimentos, productos higiénicos, raciones de comida y 13 kilogramos de fruta fresca, además de cartas, regalos de amigos y familiares para los dos cosmonautas que ya habitan la EEI.

Tras dos horas después del acoplamiento se abrirán las compuertas y los tres tripulantes serán recibidos por los actuales inquilinos de la plataforma orbital internacional: los cosmonautas Antón Skaplerov y Piotr Dubrov, los astronautas de la NASA Mark Vande Hei, Raja Chari, Tom Marshburn y Kayla Barron, así como el astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA), Matthias Maurer.

Maezawa reunió una lista de 100 cosas qué hacer en el espacio después de pedir ideas al público, según una compañía que organizó el vuelo. El empresario nipón y su ayudante comenzaron a entrenarse para el vuelo en verano.

«Estuvimos entrenándonos 100 días», reconoció hoy en una rueda de prensa Maezawa, quien agregó que tendrá «un centenar de tareas» una vez en la plataforma orbital, de cuyo cumplimiento irá informando al público. En cuanto a lo primero que hará a bordo de la EEI, el japonés bromeó: «Ir al baño», aunque afirmó que «el vuelo será muy largo y seguramente es lo primero que querremos hacer».

Maezawa hizo su fortuna en el comercio minorista de moda al lanzar el mayor comercio digital de moda de Japón, Zozotown.

La revista Forbes estimó su fortuna en 2 mil millones de dólares. El magnate también ha reservado un vuelo alrededor de la Luna a bordo del Starship de Elon Musk, previsto en principio para el 2023. En ese viaje le acompañarán ocho ganadores de concurso.

Fuente: Milenio.

COMPARTE