Alondra se convirtió en perrita rescatista tras ser rescatada del maltrato y durante su carrera ayudó en el rescate de un niño y dos personas

 

Alondra, una perrita rescatista de Tamaulipas, murió a los 14 años.

La Golden Retriever fue rescatada del maltrato en la ciudad de San Luis Potosí y al ver que tenía una alta capacidad de retención olfativa su dueño la inscribió en cursos de rescate urbano en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Ya como especialista en búsqueda y rescate Alondra participó en la localización de un niño a consecuencia de la explosión de un polvorín en el municipio de Tampico, a donde se mudó.

Su valiosa ayuda la hizo merecedora de una medalla por parte de las autoridades de la comunidad de San Luis.

Derivado del sismo del 19 de septiembre de 2017 Alondra fue llamada a la Ciudad de México. Gracias a su labor se rescataron con vida a dos personas y se recuperaron los cuerpos de al menos 10 personas más.

Alondra tuvo tres cachorros y posteriormente se retiró como perrita rescatista para formar parte del equipo de Ambulancias San Luis Tampico.

 

Con información de López-Dóriga Digital y Milenio

COMPARTE