Murió por COVID-19 sacerdote pederasta condenado a 63 años de cárcel

El sacerdote Carlos López, quien cumplía una sentencia de 63 años de cárcel por pederastia, murió ayer tras contagiarse de COVID-19

 

El sacerdote Carlos López, quien recibió el año pasado una sentencia de 63 años de cárcel por pederastia, murió tras contagiarse de coronavirus COVID-19.

Así lo confirmó su abogado Alán Juárez, quien detalló que el sacerdote se encontraba desde el miércoles pasado en la Torre Médica Tepepan de la capital.

Carlos López, de 73 años de edad y que padecía de diabetes, presentaba complicaciones para respirar, por lo que fue intubado en el nosocomio.

López Valdés, cuya sentencia es considerada la más alta en México por el delito de pederastia, cumplía su condena en el Reclusorio Sur de la Ciudad de México.

 

Con información de Excélsior y Radio Fórmula

COMPARTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here