El fin del grupo es intercambiar información y trabajar coordinadamente para desmantelar las redes de traficantes de personas.

Luego de la tragedia migrante en San Antonio, Texas, México, Estados Unidos, Guatemala y Honduras establecieron este miércoles un Grupo de Acción Inmediata para intercambiar información y trabajar de manera coordinada para desmantelar las redes de traficantes de personas en la región.

Durante una reunión en la embajada de México en Estados Unidos, el subsecretario interino de Política Fronteriza e Inmigración del Departamento de Seguridad Nacional Blas Núñez Neto, el canciller de Guatemala, Mario Búcaro Flores, el Jefe de la Unidad para América del Norte de la cancillería mexicana Roberto Velasco, los embajadores Alfonso Quiñones de Guatemala, y Esteban Moctezuma de México, además de Jesús Tamayo, agregado de la Fiscalía General de la República y Javier Bu Soto, encargado de Negocios de la Embajada de Honduras en Estados Unidos acordaron coordinar una respuesta regional ante los hechos registrados el pasado lunes cuando se descubrió un tráiler con 67 migrantes, 53 de ellos fallecieron asfixiados.

Al tiempo que reiteraron su profundo pesar por este lamentable suceso, todos los participantes acordaron trabajar de manera conjunta para, en el ámbito de sus respectivas competencias, apoyar a las personas heridas y a las familias de las víctimas, así como ofrecer toda la cooperación y apoyo en las investigaciones que encabeza el gobierno de Estados Unidos, a través del Departamento de Seguridad para llevar a los responsables ante la justicia.

Anunciaron que próximamente se llevará a cabo una reunión con el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas y los cancilleres de México, Guatemala y Honduras, para analizar qué acciones se pueden adoptar de manera conjunta a fin de atender a las víctimas, combatir las redes de tráfico de personas, prevenir este tipo de tragedias y fortalecer los canales formales para hacer de la migración una opción segura, ordenada regular y humana.

Fuente: Excelsior.

COMPARTE